3 planes para disfrutar del verano sin vacaciones

Estamos acostumbrados a asociar el verano con las vacaciones, pero no todos tenemos la suerte de poder tomarnos unas semanas de descanso durante estos meses. A pesar de ello, no podemos negar que el verano es una época que invita a desconectar, a probar nuevas sensaciones y a hacer cosas diferentes. Y todo eso se encuentra a nuestro alcance, tengamos que trabajar o no.

En Kredito24 queremos demostrarte que puedes disfrutar del verano sin vacaciones y sin gastar mucho dinero, y te proponemos estos tres planes para hacer solo o en la compañía de quien tú decidas.

¿Por cuál quieres empezar?

1. Contar estrellas fugaces

Cada año, en torno al 11 de agosto, podemos disfrutar de un fenómeno espectacular: la lluvia de estrellas de las Perseidas. Es en estas fechas cuando la Tierra atraviesa la estela del cometa Swift-Tuttle, lo que provoca que multitud de partículas choquen contra la atmósfera, desintegrándose de manera instantánea y permitiéndonos disfrutar de una verdadero espectáculo.

Aunque podemos verlas desde cualquier localización, lo más recomendable es buscar un lugar apartado del núcleo urbano, para escapar de la contaminación lumínica, y lo más abierto posible, para contar con un mayor ángulo de visión.

Busca una manta o una toalla grande, llévate algún refresco y algo de picar y siéntate a mirar el cielo y a contar ‘Lagrimas de San Lorenzo’ -el otro nombre con el que es conocido este fenómeno, debido a que coincide con la festividad de este patrón-. Según han informado desde el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), este verano la lluvia de Perseidas será cinco veces más intensa que otros, así que no puedes dejar pasar la oportunidad.

Cine de verano

2. Cine de verano

En cuanto llega el calor aparecen los cines de verano y su oferta de títulos y actividades en numerosas localidades españolas. Muchos de ellos no se ciñen exclusivamente a proyectar películas, sino que organizan coloquios, conferencias, talleres, ciclos, mercadillos, terrazas…

Por lo general, resultan más económicos que los cines tradicionales y en estas fechas son mucho más atractivos porque invitan a romper con la rutina y a disfrutar de la temperatura agradable de las noches de verano.

3. Una escapada a la playa o a la piscina

Una escapada a la playaPuede sonar a tópico pero lo cierto es que la playa es uno de los mejores escenarios para disfrutar del verano. Lo tiene todo: el sonido relajante de las olas, agua fresquita para darnos un chapuzón y combatir el calor de la mejor manera posible, la tranquilidad de descansar bajo la sombrilla o de tomar el sol… Y además nos ofrece la posibilidad de practicar deportes acuáticos como buceo, surf o vela, que se salen de la rutina a la que estamos acostumbrados.

Si vives en una localidad costera, no te costará nada coger el bañador y la toalla y aprovechar cualquier ratito libre para acercarte a la playa y desconectar durante un rato. Si, por el contrario, vives en el interior, te proponemos que aproveches para ir a la piscina. Casi todas las ciudades y municipios españoles tienen piscinas públicas y lugares habilitados como por ejemplo la Playa de Madrid Río, que consta de unas fuentes de agua y zonas de césped, o las piscinas naturales de Las Dehesas en Cercedilla, que también son muy populares y te permitirán refrescarte a un bajo coste.

Guardar

Guardar

Guardar