5 claves para mejorar tus finanzas este verano

El verano es una de las épocas del año en las que gastamos más y sin apenas darnos cuenta: ropa y calzado para la nueva temporada, viajes, hoteles, restaurantes, terrazas, festivales que no queremos perdernos… Todo se nos antoja imprescindible, pero cuando revisamos la cuenta corriente llegan los sustos.

Es hora de ponerse las pilas desde el primer día, cambiar los hábitos que nos llevan al derroche y mejorar nuestras finanzas personales este verano con los consejos que te damos en Kredito24.

Márcate unos objetivos

Decía Séneca que ‘no existen vientos favorables para quien ignora cuál es su rumbo’ y, precisamente por eso, lo primero que debes hacer es marcarte unos objetivos que te lleven a mejorar tus finanzas personales este verano.

Puedes organizar tus objetivos en torno a tres categorías:

  • Objetivos de ingresos: Piensa en el estilo de vida que te gustaría llevar –de manera realista- y plantéate los ingresos que necesitarías registrar cada mes para poder permitírtelo. Probablemente no estén tan lejos de tu alcance como pensabas y puedas marcarte esa cifra como tu meta de ingresos para los próximos meses.
  • Objetivos de gastos: Lo más habitual es que los problemas que lastran nuestra economía no consistan en grandes derroches, sino en malas costumbres que nos llevan a gastar pequeñas cantidades de dinero pero con mucha frecuencia. Revisa tus gastos de los últimos meses y piensa cuáles de ellos podrías suprimir o reducir sin mermar tu calidad de vida. Establece un techo de gasto para los próximos meses, teniendo en cuenta esta consideración, y organiza tus finanzas para poder alcanzarlo.
  • Objetivos de ahorro: Propónte metas específicas, cosas que necesitas y que ahora no te puedes permitir o caprichos que te gustaría darte, y te resultará mucho más sencillo ahorrar y ser disciplinado. Lo ideal, en este sentido, es concretar la cantidad exacta que te costará lo que te has propuesto y fijar un plazo de tiempo realista para conseguirlo.

Establece un presupuesto para el día a día

Establece un presupuesto para el día a díaEl presupuesto es la herramienta básica e imprescindible del buen ahorrador. Si quieres mejorar tus finanzas personales este verano resulta fundamental que lleves un control de todos tus gastos mensuales (alquiler o hipoteca, facturas de suministros, gasto en alimentación, transporte, educación, caprichos…), así como de tus ingresos. Llevando un balance de ambos podrás saber con detalle de cuánto dinero dispones cada mes, y podrás establecer un presupuesto realista para el día a día.

Para ser más organizado y eficiente lo mejor que puedes hacer es reservar un cuaderno para ir registrando en él los gastos e ingresos diarios, y llevar así un control exhaustivo de tus finanzas personales.

También existen numerosas aplicaciones para tablet o smartphone que te ayudan a llevar un control de tu gasto, como Fintonic, Mooverang, Mint o Whallet. Con ellas podrás saber cuánto has gastado en un día concreto o a lo largo de todo el mes, hacerte una idea más visual del estado de tus finanzas con gráficos y estadísticas, y marcarte fácilmente tus propios objetivos económicos para este verano.

Ahorra en los gastos cotidianos

En todos los hogares existen una serie de gastos cotidianos que no se pueden evitar, pero sí reducir de manera significativa. Estos son algunos de ellos:

  • Electricidad: El precio de la luz en España ha subido, entre 2008 y 2014, el doble de lo que lo ha hecho en el resto de la Unión de la Unión Europea. Se calcula que alrededor del 45 % del coste de la electricidad que pagan los hogares está desvinculado de la generación de la propia electricidad y de su transporte y distribución a través de las redes, y va dedicado a políticas energéticas y a impuestos, lo cual implica un pago obligado de 60 euros cada dos meses aunque no se presione ningún interruptor. Ante esta situación, pequeños trucos para ahorrar energía en casa y reducir lo máximo posible la factura de la luz son siempre bienvenidos. Así que ya lo sabes: asegúrate de que la potencia de energía que tienes contratada en casa sea la adecuada, cambia las viejas bombillas por bombillas de bajo consumo, desconecta los electrodomésticos siempre que no los uses, y no abuses del aire acondicionado este verano si no quieres que las cuentas se disparen.
  • Agua: Si vives en una casa con jardín estarás acostumbrado a recibir una factura de agua de un importe superior durante los meses verano. Llenar la piscina o mantener el césped y las plantas bonitas durante estos meses conlleva un alto consumo de agua, que podremos reducir si cuidamos el mantenimiento de nuestra piscina para tener el agua en buen estado todo el verano, y si nos acostumbramos a regar al anochecer (de este modo evitaremos en buena medida la evaporación).
  • Telefonía: Si este verano viajas al extranjero, ten mucho cuidado con el roaming. Evita las llamadas en la medida de lo posible, y aprovecha el wifi del hotel o de los restaurantes o cafeterías en los que pares para conectarte a Internet sin sobrecostes.

Busca nuevos ingresos

Si quieres mejorar tus finanzas personales estos meses es importante que busques nuevas fuentes de ingresos. El verano está lleno de oportunidades para encontrar un trabajo extra que te permita sacar provecho a tu tiempo libre y llevar más dinero a casa. Puestos de empleo estacionales como socorrista, monitor de tiempo libre en un campamento, ayudante de tienda en la campaña de rebajas, relaciones públicas en un local de playa o camarero en una terraza o chiringuito pueden dar un empujón a tu cuenta bancaria este verano.

Aprovecha el verano para formarte

Aprovecha el verano para formarte

Muchas veces nos quejamos de que no entendemos de finanzas y achacamos nuestras malas prácticas a nuestra ignorancia. Pues bien, ha llegado el momento de hacer algo para cambiarlo.

Te proponemos que este verano compres o saques de la biblioteca un libro sobre finanzas personales, para aprender a interpretar tu economía de una forma más práctica y eficiente. Títulos como ‘Finanzas personales para dummies’, ‘Padre rico, padre pobre’, o ‘Cómo alcanzar el éxito financiero’ te ayudarán en este proceso de aprendizaje que muy pronto dará sus propios frutos.