19/05/2016

5 parques naturales que no deberías dejar de visitar

El día 24 de mayo se celebra en nuestro continente el Día Europeo de los Parques Naturales. En esa fecha, pero en el año 1909, se declararon en Suecia los primeros parques naturales: áreas protegidas que representaban los diferentes paisajes del país.

Para conmemorar este paso, la Federación Europarc (una organización que reúne a distintos organismos preocupados por la conservación de los espacios naturales y del medio ambiente de un total de 39 países) estableció esta cita en el año 1999 con el objetivo de reconocer el papel fundamental que los parques juegan en la conservación de la naturaleza y poder mostrar las oportunidades que aportan al conjunto de la sociedad.

Este 2016, la celebración del Día Europeo de los Parques Naturales se promueve bajo el lema europeo ‘A taste of nature’ (‘El sabor de la naturaleza’) y quiere poner el énfasis en la conexión que existe entre las áreas protegidas y las actividades agrarias sostenibles que se practican en ellas, a través de los sabores de los productos que nos ofrecen.

En España contamos con un total de 15 parques nacionales, reconocidos como “las mejores muestras del patrimonio natural español”. El primero en estrenar la lista fue el Parque Nacional de los Picos de Europa y el último en unirse, en el año 2013, fue el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

5 parques naturales españoles que no puedes dejar de visitar

Con motivo del Día Europeo de los Parques Naturales, cada año se organizan diversas actividades en las áreas protegidas de nuestro país con la intención de divulgar los valores naturales y culturales que ponen a nuestra disposición y concienciar sobre la importancia de protegerlos.

Con esta excusa, en Kredito24 queremos proponerte conocer 5 parques naturales españoles que merece la pena que visites al menos una vez en la vida. ¿Por cuál prefieres empezar?

  1. Parque Nacional del Teide. 5 parques naturales españoles que no puedes dejar de visitarSu paisaje volcánico es totalmente distinto al paisaje que podemos encontrar en cualquier otra parte del país. Ocupa una extensión de casi 19.000 hectáreas en el centro de la isla de Tenerife y recibe, cada año, más de tres millones de visitas, un dato que lo convierte en el parque natural más visitado de España. Su principal foco de atención es el Teide, considerado el techo de España con sus 3.718 metros de altitud. En sus alrededores se han encontrado importantes yacimientos arqueológicos relacionados con los antiguos guanches, quienes conocían al volcán como ‘Echeyde’, que significa ‘Morada del Maligno’.
  2. Parque Nacional de los Picos de Europa. El Parque Nacional de Los Picos de Europa se encuentra situado en plena Cordillera Cantábrica, entre las provincias de Asturias, León y Cantabria. Su impresionante orografía es fruto de la acción glaciar, combinada con diferentes plegamientos, que han modelado gargantas, hoces, frondosos valles, picos que atraen a montañistas de todos los puntos de España y desfiladeros capaces de quitar la respiración. Su cumbre más emblemática es el Naranjo de Bulnes o Pico Urriellu, con 2.519 metros. Además, los Picos de Europa son el hogar de numerosas especies animales protegidas, como el oso pardo, el lobo ibérico, el rebeco cantábrico o la cabra montés. Disfruta de una escapada económica de fin de semana reservando alojamiento en uno de sus albergues y considerando todas las posibilidades deportivas y de ocio al aire libre que ofrece a sus visitantes.
  3. Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Ubicado en la comarca de Sobrarbe, en el Pirineo oscense, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es el segundo parque natural más antiguo de España. Se distribuye en torno a cinco sectores, cuatro valles y un macizo montañoso central: el macizo de Monte Perdido, que conforma un micromundo de nieve y roca en el que habitan especies biológicas de incalculable valor. Con sus 3.255 metros sobre el nivel de mar se perfila como la tercera cima en altura de los Pirineos y una verdadera atracción para alpinistas y amantes de la naturaleza. Cada uno de los valles tiene su propio punto de información, para resolver todas las dudas de los viajeros y orientarles en su visita al parque.
  4. Parque Nacional de Sierra Nevada. Se encuentra ubicado entre las provincias de Granada y Almería, y comprende un extenso macizo montañoso en el que despunta la cima más alta de la Península Ibérica: el Mulhacén, con sus 3.479 metros de altitud. El contraste de altura entre los valles y las zonas más altas de montaña ha posibilitado que disfrutemos de paisajes muy diferentes dentro del mismo parque, y de especies exclusivas de esta zona como la violeta de Sierra Nevada o la estrella de las nieves. Esta variedad vegetal y climática es la responsable, también, de la gran riqueza animal que nos encontramos en el parque: zorros, jabalíes, águilas reales, mirlos, jinetas… conviven en este espacio único en el que también queda sitio para el hombre. Y es que las cumbres de Sierra Nevada son un reclamo turístico para los enamorados de la montaña y los aficionados a los deportes de nieve.
  5. Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia. 5 parques naturales españoles que no puedes dejar de visitarLa extensión del parque comprende los archipiélagos gallegos de Ons, Cíes, Sálvora y Cortegada, ubicados frente a las Rías Bajas, que suman en total una extensión de casi 1.200 hectáreas terrestres y más de 7.000 hectáreas de superficie marítima. Entrar en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia es sumergirse en un paisaje verde azulado en el que toman el protagonismo los majestuosos acantilados, los increíbles sistemas de dunas y los impactantes fondos rocosos que dan cobijo a una gran variedad de seres vivos. Estas islas fueron habitadas desde la antigüedad y la impronta de los diferentes pueblos que han pasado por aquí ha quedado reflejada en sus costumbres, tradiciones y restos materiales: castros, monasterios, hórreos, ‘pazos’ e innumerables leyendas jalonan estos archipiélagos llenos de magia y de historia. Para entenderlos mejor, lo más recomendables es comenzar la visita en la ciudad de Vigo, en donde está situado el museo y centro de interpretación del parque: más de 1.500 metros cuadrados de áreas expositivas en donde empezar a abrir boca y aprender a comprender y respetar el entorno único que estamos a punto de descubrir.
Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 1.00 out of 5)
Loading...
Solicita tu préstamo