7 planes alternativos para darle la vuelta a la Navidad

Accesorios de playa con gorro de Navidad

Comprar regalos, atiborrarte en la cena de Nochebuena, reunirte con familiares que hace meses que no ves, soportar a tu cuñado, atragantarte con las uvas, coger caramelos en la cabalgata de Reyes… ¿estás harto de repetir este mismo esquema de actividades Navidad tras Navidad? Entonces, desde Kredito24 te animamos a que rompas con la rutina y hagas algo diferente. Puedes probar con alguna de estas siete originales ideas que te proponemos. Y, si para hacer tu sueño realidad te hace falta un préstamo personal rápido, no dudes en acudir a nosotros para obtener ese apoyo económico inmediato que necesitas: ¡aquí estaremos para ayudarte!

1.      Viajar a un país no cristiano

Si le has cogido manía a la Nochebuena, puedes ahorrártela sin tener que encerrarte en tu casa, apagar la televisión y el teléfono y ponerte tapones en los oídos. Basta con que te compres un billete de avión para escaparte a pasar esas fechas en un país no cristiano -aunque es cierto que en muchos sí existe cierta contaminación navideña por la influencia occidental-. ¿Cuáles son los más atrayentes?

  • India, si quieres un viaje a lo grande. En vez de recordar el nacimiento de Jesús el 24 de diciembre, los hindúes honran a la deidad Ganesha, símbolo de la prosperidad.
  • Marruecos, para presupuestos más reducidos y tiempos de viaje más cortos. Se trata del país musulmán más cercano, y en él podrás disfrutar de unas navidades diferentes y con un clima benigno, conociendo ciudades como Marrakech, Tánger o Casablanca.

2.      Desconectar en la playa

Adornos de Navidad en la playa¿Quién dijo que la playa era solo para el verano? Si dispones de unos días libres, la Navidad es una época excelente para pasear junto al mar, dejarte acariciar por el sol y hasta darte algún baño. El destino más apropiado para entregarte a este placer sin salir de España es Canarias. En navidades, las temperaturas en el archipiélago rondan los 22 grados, un ambiente ideal para descubrir las playas de Fuerteventura; ver el Belén de arena de la playa de Las Canteras, en Gran Canaria; o hacer esa excursión al Teide que tienes pendiente.

3.      Hacer un voluntariado

Dicen que la Navidad es tiempo de paz, amistad, felicidad… de familia, regalos y buena comida. Pero hay algunos sectores menos favorecidos de la sociedad que carecen de muchas de estas cosas, y, por tanto, requieren de nuestra solidaridad para cubrir ese vacío. ¿Cómo puedes poner tu granito de arena y, a la vez, darle la vuelta a tu Navidad?

  • Colaborar en la organización de la cena de Nochebuena de un comedor social de tu ciudad.
  • Realizar una estancia solidaria para acompañar en su trabajo a una ONG que trabaje con colectivos excluidos en otro país.
  • Participar en campañas de recogida de alimentos o juguetes para familias con dificultades económicas de tu barrio.

4.      Acudir a un retiro de yoga

Mujer haciendo yoga en la nieveSi eres tú el que está falto de paz, en cambio, nada mejor que buscar un rinconcito donde relajarte y dedicarte a ti mismo; algo que en Navidad te ofrecen diversas escuelas de yoga que organizan retiros tanto en grandes ciudades como en municipios rurales, en España y en el extranjero. Puedes encontrar algunas ideas en sitios web como Book Yoga Retreats. El plan es sencillo pero sugerente: clases de yoga y meditaciones a diferentes horas del día, actividades de contacto con la naturaleza, comida saludable… Además, tendrás la posibilidad de conocer a otras personas con similares inquietudes y con las que podrás conectar para poner en marcha nuevos planes en el futuro.

5.      Revolucionar el diseño del menú de Navidad

¿Ya no puedes pasar una sola Navidad sin separarte del omeprazol y el bicarbonato? Pues, ¿por qué no plantearte cambiar los alimentos indigestos de tu menú por opciones más ligeras y, también, por qué no, ecológicas y vegetarianas? ¡Son igualmente deliciosas! Algunos ejemplos:

  • Patés bio, para cuya elaboración puedes utilizar aceitunas negras, frutos secos, aceite de oliva, alubias, tomate, tofu, legumbres…
  • Estofado de soja texturizada, acompañado por patatas, setas o verduras.
  • Bizcochos hechos con harina de espelta, a los que puedes añadir yogur o chocolate.

6.      Embarcarte en el reto de simplificar tu vida

Hombre seleccionando ropa en su armarioLa Navidad es, por otro lado, un momento del año idóneo para encontrar un rato de tranquilidad y aprovecharlo para deshacerte de todo aquello que te sobra y simplificar tu vida. Puedes hacerlo desde un punto de vista espiritual, pero, también, como te proponemos aquí, material, y de esta forma desatascar y liberar espacio en tu atestado hogar.

Existen diversos retos de este tipo. Uno de los más inspiradores es el que te lanza Proyecto 333, instándote a elegir 33 prendas de tu armario para vestirte exclusivamente con ellas en los próximos 3 meses. Además, habrá que tener en cuenta que:

  • No cuentan dentro del conjunto de 33 piezas la ropa interior, el pijama y la vestimenta de deporte.
  • Únicamente se puede cambiar o reponer una prenda si se estropea. En ese caso, procuraremos que la nueva adquisición sea de mejor calidad.

Con retos como este podrás ponerte a prueba y descubrir si realmente necesitas todo lo que tienes.

7.      Trabajar

Sí, trabajar en Navidad también es una opción. Por un lado porque, si estás desempleado, en esta época podrás optar a una de las miles de contrataciones temporales que se producen en el sector servicios para atender el incremento de la demanda en estas fiestas.

Por otra parte, porque existen profesiones que se ven obligadas a permanecer de guardia incluso en las fechas más señaladas. Médicos, personal sanitario, bomberos, policías, camareros, cocineros… Ninguno puede dejar de trabajar cuando los demás se juntan para la cena de Nochebuena o se comen las uvas.

Aunque trabajar en Navidad puede resultar desalentador, piensa que también tiene sus ventajas:

  • Te permitirá ahorrar dinero o inyectar un extra en tus finanzas personales que no puedes obtener en otras épocas del año.
  • Y, posteriormente, disfrutarás de días libres en temporada baja, cuando podrás viajar o practicar actividades lúdicas a precios más reducidos.
Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Solicita tu préstamo