08/05/2015

Aprende idiomas sin dejarte todos tus ahorros en ello

Tener un idioma hoy es un requisito imprescindible para presentarse a cualquier puesto de trabajo. De hecho es uno de los muchos requisitos necesarios para incluir en cualquier currículum y que este sea tenido en cuenta. Es por eso que cada vez son más los que se apuntan a la moda de aprender otras lenguas que no sean la propia. El problema es que, en muchas ocasiones, disponemos de poco tiempo y escasos recursos para estudiarlo, por lo que buscamos maneras alternativas para hacernos con los vocablos.

Entonces, ¿de qué manera podemos aprender una lengua extranjera sin dejarnos nuestros ahorros? Aunque no lo parezca, hay infinidad de posibilidades al respecto. En primer lugar, una de las formas más sencillas es utilizando películas con subtítulos. Los subtítulos te ayudarán a no estar tan perdido y, al mismo tiempo, te proporcionarán un vocabulario extenso, sobre todo a la hora de aprender expresiones coloquiales de la lengua hablada. Cuando tu proceso de aprendizaje esté más asentado, podrás empezar a plantearte quitar los subtítulos y lograr que sea tu oído el que te dé ese aprendizaje, principalmente sobre el acento. En esta misma línea, las televisiones extranjeras son un filón para aprender lenguas. En el caso del inglés, la BBC te da la oportunidad de descargarte audios de su radio, que te podrás poner por ejemplo si estás cocinando, echando un ojo a tus redes sociales o incluso en la cama, de tal manera que lograrás ejercitar tu oído.

Los intercambios, una de las alternativas más utilizadas

Otra de las formas más utilizadas para aprender son los intercambios. En todas las ciudades hay bares y cafeterías que facilitan el aprendizaje de lenguas poniendo en contacto a personas que, en un plazo de una hora, hablan en ambos idiomas, media hora en cada uno, y lo hacen con un nativo de la lengua que además les corrige errores a modo de clase particular. Y eso a cambio solamente de una consumición en ese local.

En una época en la que las aplicaciones informáticas proliferan, es bueno que nos descarguemos también alguna en nuestro dispositivo para ir aprendiendo a ratitos. Algunas de las más conocidas son Busuu, Babel, Voxy, Duolingo o uSpeak. Lo mejor que tienen es que las puedes usar a ratos y en cualquier lado, y sobre todo a nivel de vocabulario y gramática son estupendas, aparte de gratuitas.  Eso sí, en esto como en todo lo demás, hay que intentar ser constante para que funcionen. Idiomas 2

En última instancia, y si tú eres de los que apuestas más por las formaciones regladas, la opción más barata es la de las Escuelas Oficiales de Idiomas. Son más económicas que cualquier otra academia y, aunque te obligan a asistir regularmente, lo cual puede suponer un problema si eres trabajador, ofrecen una enseñanza de calidad, con buenos profesores y mucho material didáctico, no sólo para el aula, sino para trabajar en casa. El coste de esta formación ronda los 150 euros al año si eres alumno de nueva matrícula. Después, los alumnos, si no son repetidores, pasan a pagar en torno a los 125 euros, una cantidad nada desdeñable, sobre todo porque es un precio para el año entero de curso.

Y, en última instancia, puedes optar por hacerte un viajecito para aprender in situ la lengua que con todos estos métodos has ido estudiando. Eso te costará un poco más que todo lo anterior, pero te ayudará a afianzar conocimientos. Si de verdad te apetece, que el dinero no sea un problema, y si lo es, te echamos una mano ofreciéndote posibilidades.

Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Solicita tu préstamo