La banca europea espera un aumento en la demanda de préstamos

Demanda de préstamos.

Los bancos europeos esperan que aumente la demanda de préstamos en este tercer trimestre del año. Y no solo porque coincidan en este tiempo las vacaciones de verano y los preparativos para el comienzo del curso escolar (para el que no hace mucho te contamos unos trucos para ahorrar en la vuelta al cole), sino porque esta ha sido la tendencia desde principios de año: la demanda de préstamos creció en el primer trimestre y continuó subiendo en el segundo, y según el Banco Central Europeo (BCE) “el acceso a los préstamos se hizo más fácil en la mayoría de las categorías, impulsado en parte por la creciente competencia entre bancos y el acceso a financiación minorista y al por mayor más barata”.

Pese a que desde la principal autoridad monetaria europea se asegura que los bancos de la zona euro están ya trabajando para ampliar la concesión de créditos en este periodo, los bancos españoles pronostican que los criterios de concesión de préstamos se endurecerán “ligeramente”, según la Encuesta sobre Préstamos Bancarios publicada en julio por el propio BCE. “De cara al trimestre en curso, las entidades españolas encuestadas no esperaban que los criterios de concesión de préstamos variaran en el segmento de sociedades, mientras que en los hogares anticipaban un cierto endurecimiento”, señala en informe.

El último sondeo trimestral del BCE se realizó entre el 12 y el 27 de junio a 142 bancos de la zona euro.

La demanda de préstamos en el tercer trimestre de 2017

El BCE explica en su análisis trimestral que, pese a una mayor demanda de préstamos en el segundo trimestre del año, la concesión de créditos fue más flexible “por la presión competitiva” tanto a empresas o como a hogares. No obstante, en este último caso también ha sido determinante una mejor percepción del riesgo de impago.

Factores que a priori no tienen por qué haber cambiado en las últimas semanas, si bien la capacidad de respuesta positiva no alcanza abarcar una demanda al alza. Es decir, las esperas y el papeleo que trae consigo la solicitud de un préstamo personal a un banco pueden ser ahora mayores.

demanda de préstamos

Así las cosas, conviene tener claro si realmente necesitamos acudir a un banco para solventar un bache económico temporal; asegurarnos de que de verdad nos merece la pena embarcarnos en la aventura de pedir financiación a una entidad tradicional.

Para cantidades pequeñas, las modernas entidades de crédito que operan por Internet pueden ser una solución más acertada. Al trabajar 100% online funcionan las 24 horas del día, por lo que se puede obtener un préstamo inmediato desde cualquier sitio y en cualquier momento a través del teléfono móvil, una tablet o un ordenador. Y además no requieren explicaciones sobre el destino del dinero.

Tal es el caso de Kredito24, cuyos productos son minicréditos de entre 75 y 750 euros, a devolver como el cliente elija, dentro de un plazo máximo de 30 días. El modus operandi es sencillo: en el simulador de préstamos se selecciona la cantidad y cómo se va a devolver, y acto seguido se pasa a un cuestionario que apenas se tarda unos minutos en responder. Es necesario tener a mano el IBAN de la cuenta bancaria y el DNI, además de contar con dirección de correo electrónico.

Una vez facilitados los datos, el algoritmo de evaluación de solvencia empezará a trabajar y, dependiendo de los horarios del banco receptor, si el préstamo urgente es aprobado, el dinero estará en la cuenta en un cuarto de hora.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post