24/06/2015

‘Car sharing’, la facilidad de compartir coche

El car sharing es uno de los últimos ejemplos de economía colaborativa con el que nos podemos encontrar en España. Cierto es que ya lleva unos cuantos años realizándose en otros países de Europa, e incluso en diferentes ciudades españolas, pero parece que, por fin, 2015 será el año del despegue definitivo de este uso temporal de vehículos. Porque el car sharing no es más que eso: un uso temporal de vehículos. Un modelo de alquiler por cortos espacios de tiempo, y con un límite de kilometraje. Sin duda, un procedimiento de lo más atractivo para quienes realizan un uso puntual u ocasional de un vehículo.

Según las cifras que se manejan desde la Asociación Española de Car Sharing, a finales del pasado 2014 existían en torno a 470 vehículos adscritos a esta fórmula en España, con más de 33.000 clientes en todo el país. Una cifra que se prevé que aumente durante el presente 2015 hasta los 600 vehículos y más de 50.000 usuarios en toda España.

Cómo funciona el ‘car sharing’

Surgido en Suiza en 1987, este tipo de modelo de negocio ha ido creciendo en multitud de países europeos y de otras partes del mundo siendo, en la actualidad, cerca de 600 ciudades en todo el planeta las que disponen de un servicio de alquiler de vehículos por tiempo de este tipo. En España, Barcelona fue la primera ciudad en disponer de él y, en este momento, Madrid, Sevilla o Bilbao cuentan con proyectos similares.

Cómo funciona el Car SharingExisten diversas empresas dedicadas a facilitar a los usuarios este tipo de servicio pero su funcionamiento es bastante similar en todas ellas. Sencillos pasos que nos llevarán a formar parte de una experiencia diferente a la hora de alquilar un vehículo:

– Se ha de proceder a darse de alta en el servicio: normalmente a través de Internet, de manera segura y sencilla. Aunque muchas de estas empresas ya comienzan también a operar a través de aplicaciones móviles.

– Gestionar la reserva del vehículo: se ha de señalar por anticipado el tiempo por el que se va a hacer esa reserva, ya sea durante unas horas o para un día completo.

– A través de tarjeta o lector: normalmente los vehículos llevan un lector en el parabrisas por el que se ha de pasar la tarjeta que activa la reserva. Automáticamente se abren las puertas y se puede iniciar la conducción. Normalmente, el precio del carburante y del seguro están incluidos.

El coste de este tipo de servicios depende del tiempo del que se va a disponer del vehículo. Pero existen tarifas a partir de 5 euros la hora o de 50 euros durante todo el día.

Sus usuarios consideran que se trata de un verdadero avance de cara a la relación del conductor con la ciudad y, sobre todo, con el medio ambiente. En este punto, quienes son fieles seguidores del car sharing consideran que se produce un notable ahorro en los bolsillos de cada uno de ellos (aparcamiento, seguros, carburante), se producen menos emisiones de contaminación y se mejora el medio ambiente de la ciudad. Además, desde las empresas del sector se asegura que su objetivo también es el de reducir el parque móvil privado.

Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Solicita tu préstamo