Comenzar un negocio en 5 pasos

comenzar un negocio

¿Quién no ha soñado alguna vez con comenzar un negocio? Muchos son los que desean de una vez por todas olvidarse de las largas jornadas de oficina trabajando en proyectos nada creativos o inspiradores. Sin embargo, convertirse en jefe no es tan simple. En el camino hacia la creación de tu propio negocio, siempre existen obstáculos como la falta de tiempo, dinero, ideas o simplemente miedo al fracaso. Aquí te guiamos en este camino con 5 pasos a seguir para comenzar un negocio. Te valdrá uno u otro según la idea de negocio que tengas y las expectativas.

Ideas para comenzar un negocio

  • Vende tu conocimiento online

No tienes que ser el mejor trabajador del planeta para comenzar a enseñar a otros. Cada persona tiene un conocimiento y una experiencia diferente, que pueden ser útil y enriquecedora para otras. No es necesario tener habilidades profesionales específicas sino que puedes incluso compartir habilidades como cocinar o cultivar flores con otras personas, por ejemplo mediante vídeos sencillos en YouTube. Internet nos brinda una gran cantidad de oportunidades para compartir nuestro conocimiento y ganar dinero sin tener un presupuesto inicial. Otras ideas para comenzar un negocio pueden ser escribir un curso online o comenzar escribiendo un blog sobre un tema o actividad que se domine. Por supuesto, la competencia aquí es enorme, pero si encuentras el nicho adecuado y ganas la audiencia, el éxito estará garantizado.

  • Abre una tienda online

Este tipo de negocio tiene una gran ventaja, no hay que pagar el alquiler de un local físico ni pagar un salario a los empleados. Ni siquiera necesitas tener tu propio sitio web. En Internet encontrarás muchos proyectos, gracias a los cuales basta con subir una foto con la descripción del producto y comenzar a vender.

La pregunta más importante en este caso es qué venderás. Puedes empezar con artículos hechos con tus propias manos, o comprado a un precio mejor del de venta. Lo más importante a tener en cuenta es que tu producto debería tener una ventaja competitiva.

  • Valora la posibilidad de ser freelance

Muchas grandes empresas han comenzado de esta forma. Ahora puedes encontrar una gran cantidad de sitios para profesionales autónomos, que te ayudan tanto en la gestión administrativa como en la captación de clientes. Aunque hay que tener en cuenta que hay mucha competencia y que los autónomos a día de hoy no lo tienen muy fácil con los impuestos. Por eso es necesario hacer cuentas para ver si a final de mes vas a pagar más en impuestos que tus ingresos. Los pagos del IVA y del IRPF son los más temidos por este tipo de trabajadores.

Por otro lado, la gran ventaja de trabajar independientemente es que puedes organizarte una oficina en casa, lo que significa un gran ahorro.

comenzar un negocio

  • Busca clientes potenciales para otras empresas

Los clientes son el motor de cualquier compañía y nadie se puede permitir el lujo de rechazar clientes adicionales. Buscar clientes en sí ya puede ser un negocio. Por ejemplo, puedes ayudar a encontrar clientes para compañías o agencias de publicidad y recibir un porcentaje de las ganancias (comisión) o una tarifa fija. Si se te da bien comunicarte con otras personas y sabes ganarte fácilmente la confianza de alguien, tienes buenas posibilidades de ganar dinero.

  • Vende servicios, no productos

Existe una gran cantidad de servicios que no requieren habilidades especiales, pero que pueden ser demandados. Desde servicios de un instructor de coche privado, hasta pasear al perro o dar clases particulares de alguna materia online. Para comenzar este negocio, es suficiente con invertir un poco de dinero en publicidad (ya sea en internet o con panfletos) y, si hay una necesidad de tus servicios, la ganancia no tomará mucho tiempo en llegar.

Sea cual sea la actividad en la que estás pensando, si requieres de una financiación inicial, puedes solicitarla en Kredito24. Te recomendamos leer aquí Cómo conseguir un crédito fácil.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.