20/05/2015

Cómo ahorrar en la ITV

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es uno de los trámites o procesos más importantes por los que pasa un vehículo durante su vida útil. Nos ayudará a saber si está en perfecto estado de revista de cara a su enfrentamiento cotidiano con la carretera. Determinará, principalmente, si nuestro vehículo es seguro. Ya no sólo para nosotros, también para quienes nos acompañan en la jungla de asfalto.

Un proceso, por otra parte, que supone un coste diferente según la Comunidad Autónoma en la que se realice. En España, por ejemplo, las regiones más caras a la hora de pasar la ITV son Castilla y León, Ceuta y la Comunidad de Madrid; mientras que en el otro punto se encuentran Andalucía, Navarra y Extremadura como las comunidades más económicas. Pero al margen de esas diferencias de precio en las inspecciones técnicas de vehículos, casi cualquier conductor con escasos conocimientos de mecánica es capaz de conseguir que la ITV no se convierta en un mal trago por el que tener que desembolsar unos cuantos euros de multa o tener que realizar costosas reparaciones.

Consejos

itv-ahorrarY es que existe una serie de recomendaciones y comprobaciones que cualquiera de nosotros puede llevar a cabo sin necesidad de acudir previamente a otros talleres para realizar una ITV previa. Son básicos y nos pueden ayudar a ahorrar.

  • – Comprobar que ningún testigo falle: es importante realizar este sencillo trabajo para evitar que nos pongan pegas una vez que lleguemos a la estación de ITV. Nos ahorrará muchos problemas una vez que comience la revisión.
  • – Revisar los limpiaparabrisas y el líquido de lavado: parece una obviedad, pero estos dos detalles pueden hacer que no pasemos la ITV.
  • – Fijarse en las marcas de desgaste de los neumáticos: en este caso ya no sólo por poder ahorrarnos el coste de la inspección, sino para nuestra propia seguridad.
  • – Llevar todos los papeles en regla: seguro, impuestos municipales…
  • Recorrer unos kilómetros antes de hacer la ITV: no es recomendable salir de casa e ir directamente a la estación de control de la ITV. Tanto en un coche diésel como en uno de gasolina es beneficioso poder hacer unos kilómetros previos para que los sistemas de escape, el motor y el catalizador se limpien de manera adecuada.
  • – Comprobar todas las luces: que no falle ninguna antes de entrar a pasar la inspección técnica.
  • – Llevar la presión adecuada en las ruedas: en este caso, podemos apuntar varios consejos esenciales. No ir a pasar la ITV con el maletero lleno o con el depósito de combustible cargado hasta el máximo puesto que ambas situaciones repercuten en la presión de los neumáticos.
  • – Comprobar las grietas del parabrisas: a veces una pequeña grieta puede implicar que no se apruebe la ITV. En este caso, lo más sensato es cambiar la luna a través de nuestro seguro.

Son recomendaciones sencillas que pueden lograr que nuestra visita a la Inspección Técnica de Vehículos no se convierta en un calvario y que nos permita seguir utilizando nuestro medio de transporte de la manera más eficaz.

Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Solicita tu préstamo