15/05/2015

Cómo conseguir libros económicos en las Ferias del Libro de Ocasión

La primavera trae consigo siempre novedades editoriales. Se van acercando el sol y las vacaciones y, por tanto, más tiempo libre para poder disfrutar de una buena lectura. Todo arranca con la celebración del Día del Libro, el 23 de abril, una fecha que libreros y aficionados marcan en rojo en su calendario para dar inicio a una época en la que las ferias del libro proliferan casi prácticamente en cada pueblo y ciudad de España.

Pero el buen aficionado a la lectura no vive únicamente de las novedades que las editoriales presentan en esta época del año. El lector asume que es el momento más propicio para visitar otros certámenes y ferias del libro en las que el verdadero protagonista es el gusto del lector. No importa tanto la novedad o el escritor de moda. Importa la debilidad por un determinado tipo de literatura e importa, sobre todo, la posibilidad de conocer joyas que permanecían ocultas a la espera de que alguien las descubriera.

Es primavera y es un momento propicio para recorrer las ciudades en busca de una Feria del Libro de Ocasión. Muchas veces no es necesario ni que vayamos con una idea prefijada de antemano respecto a lo que estamos buscando. Casi siempre en estos lugares son los propios libros los que nos llaman. Es el momento perfecto del año para ampliar nuestra biblioteca y, de paso, ahorrarnos una buena cantidad de euros.

feria-libro-ocasionVariedad

Y es que en estos certámenes que acostumbran a llenar de curiosos las calles de las ciudades, sólo debemos sabernos guiar por nuestro instinto. Por apenas 3 euros es posible llevarse a casa verdaderas joyas del mundo del cómic; ediciones antiguas amarilleadas por el paso del tiempo y que siempre nos retrotraen a aquella infancia que se fue. Por poco más de 10 euros podemos hacernos por un buen trío de novelas clásicas que no pueden faltar en las bibliotecas de nuestras casas: Shakespeare, Dickens o Stendhal conviven en ediciones que quizá no sean las más eruditas o las más atractivas, pero conservan ese regusto del libro que se puede llevar a cualquier parte y que se puede leer sin problema en cualquier lugar.

Pero no sólo eso, también podemos acabar encontrando un libro que podía aparecer descatalogado en cualquier librería. Sólo la magia de un certamen de este tipo es la que ha permitido que un lector lo tuviera por su casa, lo vendiera a un librero ‘de viejo’, éste lo expusiera entre su arsenal de palabras y el lector ávido de buscar siempre esa reliquia que le falta fijara sus ojos en una aventura que está todavía por abrir.

Conseguir libros a buen precio es más sencillo de lo que parece, este tipo de ferias así lo corroboran; si bien es cierto que, además de libros de ocasión, suele suceder que también se desarrolla de forma paralela una feria del libro antiguo en la que aquí, por supuesto, existen volúmenes que son verdaderas joyas y que pueden suponer un desembolso mucho mayor. Aunque, para eso, siempre podemos dar una solución con un préstamo rápido.

Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Solicita tu préstamo