Cómo desgravar en tu declaración de la renta en el último momento

Solo quedan unos días para que termine el plazo de presentación de la declaración de la renta 2015. El periodo se inició el pasado 4 de abril y finaliza el próximo 30 de junio, después de casi tres meses de campaña. Los ciudadanos que no hayan presentado su declaración antes de esta fecha tendrán que enfrentarse a multas de entre 100 y 400 euros, en función de si la terminan presentando voluntariamente o si esta es requerida por Hacienda.

Si lo has dejado para el último momento y todavía no has presentado tu declaración de la renta, va siendo hora de consultar todas las desgravaciones de las que te puedes beneficiar para que el resultado sea lo más favorable posible.

En Kredito24 te lo ponemos fácil y te mostramos las principales deducciones que puedes aplicar en tu declaración para pagar menos impuestos y ahorrar.

Deducciones por la compra o el alquiler de tu vivienda

La deducción por la compra de una vivienda permite desgravar el 15 % del dinero destinado a su adquisición (hipoteca, seguros relacionados, o cualquier otro gasto derivado de la compra) sobre una base máxima de 9.040 euros, de tal forma que puedes ahorrarte hasta 1.356 euros. Eso sí, es importante que consideres que esta desgravación solo se puede aplicar cuando se trata de tu vivienda habitual y no de una segunda residencia (una vivienda alquilada a terceros, una casa en el pueblo o en la playa, etc.).

La deducción por alquiler afecta a los arrendatarios, pero no a los arrendadores. En otras palabras: los inquilinos se pueden deducir el 10,05 % de sus cuotas de alquiler pero los caseros no podrán deducirse lo que cobran.  Esto ocurriría en todos los contratos firmados con anterioridad al 1 de enero de 2015.

Para los arrendadores, por su parte, existe una desgravación única del 60 % para el rendimiento neto declarado por el alquiler de la vivienda, pero este año desaparece la deducción por inquilinos menores de 30 años.

Deducción por movilidad geográfica

Deducción por movilidad geográficaSi has estado desempleado y en el año 2015 has encontrado trabajo en un municipio diferente al de tu residencia habitual, que te lleva a cambiar de residencia, podrás aplicar en tu declaración una deducción por movilidad geográfica, que puede ascender hasta los 2.000 euros.

Deducción por madre trabajadora

Compaginar la vida laboral con la maternidad no es sencillo, pero existe una deducción que intenta compensar, de alguna manera, la dificultad que entraña para muchas mujeres continuar trabajando después de un embarazo.

Si todo esto te suena porque tú también eres madre trabajadora -tanto si lo eres por cuenta ajena, como si lo eres por cuenta propia-, podrás aplicarte una deducción de 1.200 euros en el IRPF.

Deducción por planes de pensiones

Aunque no conllevan una deducción propiamente dicha, los planes de pensiones reducen la base imponible en función de las aportaciones que hayas ido realizando, de tal manera que, cuanto más aportes al plan, más reducirás tu factura con Hacienda.

Si tienes contratado un plan de pensiones presta mucha atención a esta desgravación, porque podrás deducir entre un 30 % y un 50 % de tus ingresos, hasta un límite de 8.000 euros.

Guardar

Guardar

Guardar