Cómo evitar los estragos de la cuesta de enero

Cuesta de enero

Los estragos de la cuesta de enero se pueden superar si sabes cómo.  Solo hay que seguir unas simples pautas y mantenerse firme en todas y cada una de ellas. Porque la temida cuesta de enero es la mejor excepción a la norma de que ‘después de la tormenta llega la calma’. Después del desenfreno de gastos que supone el mes de diciembre en sí mismo, y las fiestas navideñas en concreto, los estragos económicos que trae consigo la cuesta de enero nos tendrán de todo, menos tranquilos: subidas de precios, rebajas y menos liquidez para afrontar unos y otras son las características principales de las entradas en nuevos años

Pero que no cunda el pánico, porque podemos superar la cuesta de enero si seguimos unos sencillos pasos. En Kredito24 te damos las pautas:

1. Tener las cuentas claras. Para ello, solo hay que saber sumar y restar. Sumar el dinero que tenemos y restar los gastos inamovibles de cada mes, contando con que estos gastos fijos experimentarán algún tipo de subida, y ver cuánto queda disponible. Dicho de otra manera: tenemos que planificar nuestras finanzas y tenerlas bajo control para evitar descalabros en nuestra cuenta corriente. Un dato: las telecomunicaciones (móvil, fijo y/o Internet), el gas y los carburantes experimentarán subidas en torno a un 3%.

2. Hacer lista de la compra. Siempre. Si ya de por si es un consejo fundamental a la hora de ahorrar, en enero es un must. Y además de hacerla, no salirse de ella. Especialmente importante es contenerse con los productos perecederos, puesto que muchas veces los adquirimos de forma descontrolada y acaban en el cubo de la basura. Es la única forma de evitar gastos innecesarios.

3. Comparar precios. Y gastar acorde a lo que ingresamos. Esto implica que si no nos han subido el sueldo, cosa que hoy en día se considera un rara avis, tendremos que renunciar a esos yogures que tanto nos gustan por unos de marca blanca. Por lo menos, hasta que nos recompongamos (económicamente hablando).

cuesta de enero

4. No dejarse llevar por las rebajas. Esos descuentos y precios ¿tirados por los suelos? que nos atraen hacia los escaparates como moscas a la miel y nos generan necesidades que, siendo sinceros, no siempre tenemos. En este caso, lo más recomendable es hacer lo mismo que en el súper: revisar en casa lo que realmente necesitamos y llevar una lista de la compra. Esto incluye los chollos y las gangas: siendo honesto y como decían los abuelos, ‘nadie da duros a cuatro pesetas’.

5. Practicar un consumo responsable. En Kredito24 ya dedicamos un post al consumo colaborativo: ¿por qué pagar por cosas cuando lo puedes obtener gratis? Acciones como compartir coche, comprar ropa usada, intercambiar libros… nos pueden ayudar y mucho a reducir gastos.

6. Pagar siempre que se pueda en efectivo. Y no por ser el último consejo es el menos importante. Porque las tarjetas pueden resultar muy cómodas y prácticas en el consumo diario, pero también suponen un peligro, ya que somos menos conscientes de lo que gastamos. Y este es un peligro menor si solo tenemos tarjeta de débito… La cosa se puede poner realmente seria si tiramos de tarjeta de crédito. Si no somos precavidos, podemos gastar tanto como el límite que tengamos en la tarjeta y, dependiendo de la financiera, pueden ser algunos miles de euros…

Y así, siguiendo estos sencillos pasos, se puede superar la cuesta de enero y hacer del primer mes de 2017 más que una pendiente, una llanura. No sea que febrero se nos haga más cuesta arriba todavía.

Guardar

Guardar

Guardar

Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 2.80 out of 5)
Loading...
Solicita tu préstamo