27/01/2016

Cómo planificar los gastos inesperados

Como su propio nombre indica, los gastos inesperados nos asaltan cuando menos preparados estamos para afrontarlos y suelen dejar nuestro bolsillo temblando. ‘Ahorro’ es la palabra clave que nos puede salvar ante este tipo de situaciones, aunque nuestra capacidad para llenar la hucha cada mes ha ido cayendo a lo largo de los últimos años debido a diferentes motivos.

En estos momentos, la tasa de ahorro ha bajado ligeramente debido a que los ciudadanos consumen más. Esto se puede deber a un buen motivo como, por ejemplo, la reciente mejora del mercado laboral o las expectativas que sondean que la recuperación económica se afianza en España.

Para llevar a cabo una buena planificación y poder hacer frente a los gastos inesperados deberemos organizar nuestros ingresos, ahorros y endeudamientos, con el objetivo de controlar nuestra economía y mantenernos siempre a flote.

Control y planificación de la economía

Debemos marcarnos el compromiso de tratar nuestra economía familiar o doméstica como si fuera una empresa, de modo que planificar y ser previsores entrará dentro de las tareas que tendremos que hacer.

Una buena idea puede ser hacernos con un libro de contabilidad y llevarlo al día, de forma que logremos controlar todos nuestros gastos y nuestros ingresos. De esta manera nos podremos anticipar a situaciones incómodas como descubiertos, y podremos trabajar para mantener un margen que pueda solucionar algún imprevisto como, por ejemplo, una ligera subida en la factura de la luz, teléfono o averías inesperadas en nuestro coche o en casa. Tenemos que aprender a alejarnos de frases como “lo que venga, vendrá” o “vivir el día” y recordar que la planificación es una cuestión de disciplina y de rigor pero vale la pena hacer el esfuerzo.

En la actualidad, como hemos comentado anteriormente, podemos apreciar una subida del ahorro que se debe, en mayor medida, a la renuncia de vacaciones, salidas nocturnas o bienes que no son de primera necesidad. El entorno económico actual que nos rodea es uno de los principales responsables de la ‘subida’ del ahorro familiar.

Hemos de tener en cuenta que nuestra principal fuente de capital son los ingresos obtenidos por nuestro trabajo, de los cuales una pequeña parte irá destinada al ahorro. Una vez que conocemos de primera mano nuestra capacidad de ahorro y, ciertamente, disponemos ya de un pequeño colchón económico, podremos hacer previsiones y planificar.

Solamente cuando nuestro colchón sea lo suficientemente amplio, podremos empezar a invertir una pequeña parte de nuestros ahorros o bien ayudarnos de algunos medios de financiación como bien pueden ser créditos o préstamos.

Dicho esto es sencillo pensar que una de las opciones más fáciles sería un aumento de horas de trabajo u otras fuentes de ingresos, pero lo que queremos desde Kredito24 es tener claras nuestras metas y dónde queremos llegar, sin perder nunca la perspectiva o el objetivo final que apuntamos.

Cultura del ahorro

Un estudio de investigación del Instituto para la Protección Familiar nos abre las puertas a conocer el nivel de la cultura financiera en los hogares españoles y las medidas que se conocen para planificar y proteger el futuro económico de la familia.

Entre las principales conclusiones encontramos que tres de cada cuatro personas confían en soluciones de ahorro para proteger a los suyos. Otro dato a resaltar es que los españoles califican su cultura financiera con una nota media de 5.5 en una escala del 0 al 10.

Es importante saber que uno de cada cuatro hogares aseguran que no dedican nada de su tiempo a planificar su futuro económico, mientras que, por otro lado, casi la mitad de los entrevistados asegura que dedica más de siete días al año a este tema.

Bien es cierto que muchas personas no han podido sentir ni vivir esta cultura del ahorro, no saben cómo administrar su dinero porque nunca lo han hecho y no se lo han enseñado. Pero la cultura financiera del ahorro no se debe tomar como un juego, es algo muy importante, algo necesario incluso para nuestro propio bienestar, puesto que una mala gestión de la planificación puede traer consigo numerosos problemas financieros e incluso personales.

A continuación te mostramos una serie de consejos que te ayudarán a mejorar tu planificación económica apoyándote en el ahorro.

Consejos para ahorrar

  • Consejos para ahorrarUna forma muy práctica de controlar nuestro dinero y no privarnos de algún capricho es distribuir nuestro dinero en sobres o cajitas. Por ejemplo, en un sobre verde puedes guardar el dinero destinado a tus caprichos; en un sobre amarillo puedes reservar el dinero que utilizarás en el caso de una ligera subida de luz, agua o teléfono, y en un sobre rojo guardarás la proporción de tus ingresos mensuales destinados al ahorro.
  • Otro consejo de gran utilidad es la comparación de precios y la búsqueda de ofertas. Podemos ahorrarnos mucho dinero si hacemos la compra en varios supermercados y seleccionamos, en cada uno, los productos que estén al mejor precio.
  • Por otro lado, no podemos olvidar que utilizar el coche trae consigo una serie de gastos como el de la gasolina o el mantenimiento. Lo ideal es comparar el precio de las gasolineras antes de repostar o, incluso, compartir vehículo con otros usuarios.
  • Reducir los gastos fijos en el hogar puede ser otra fuente fundamental para el ahorro. Podemos supervisar nuestras tarifas y tratar de reducir el gasto en telefonía, en luz, calefacción o en agua.
  • Buscar planes alternativos a los tradicionales es otra de las cosas fundamentales que nos ayudarán a ahorrar dinero. Por ejemplo, cambiar una tarde en el cine por un paseo en bicicleta con la familia ayudará tanto a la economía de nuestro bolsillo como a nuestra salud personal.
  • Tampoco debemos olvidar los consejos de los abuelos de los que ya hablamos en un post anterior, como, por ejemplo, aprovechar toda la comida de la nevera, planificar los menús o cocinar tú mismo, que son algunos de los trucos que empleaban nuestros abuelos para gastar un poco menos cada mes.

Esperamos que estos consejos te ayuden a reducir gastos y así poder hacer frente con tus propios ahorros a aquellos desembolsos inesperados que puedan ir surgiendo, sin dejar tus cuentas a cero o en descubierto.

Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Solicita tu préstamo