10/03/2016

Cómo reclamar una fianza

Cuando termina un contrato de alquiler –por ejemplo, de un piso- el propietario está obligado a devolver la fianza que el arrendatario depositó al comienzo, siempre que no se hayan registrado daños y que no existan deudas (el pago del recibo de la luz, del agua o de la basura, los gastos de comunidad, etc.).

Sin embargo, no todos los propietarios están dispuestos a devolver la fianza a la primera de cambio y esto puede traer más de un quebradero de cabeza a sus inquilinos. Si has pasado por una mudanza y ahora te encuentras en esa incómoda situación en la que no sabes cómo recuperar tu dinero, estamos seguros de que este post te va a interesar.

A continuación, en Kredito24 te contamos qué dice la ley al respecto y te explicamos los pasos a seguir para reclamar una fianza de alquiler cuando el propietario se niega a devolverla.

¿Qué dice la ley sobre la fianza?

Los contratos de alquiler de bienes inmuebles se rigen por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), que mantiene que la fianza tiene carácter obligatorio, tanto cuando hablamos de vivienda como cuando se trata de un uso diferente. Según la ley, la cuantía de la fianza debe ser de una mensualidad de renta cuando se trata del alquiler de una vivienda, y de dos mensualidades cuando el alquiler es para un empleo diferente.

La fianza debe ser entregada en metálico en el momento en el que se firma el contrato y durante los tres primeros años no estará sujeta a actualización. Sin embargo, cada vez que el alquiler se prorrogue, el arrendador podrá exigir un incremento de la fianza, y el arrendatario podrá pedir que disminuya, hasta hacerse igual a una o dos mensualidades de la renta vigente, en el momento de la prórroga.

Además, las partes podrán pactar cualquier tipo de garantía adicional a la fianza en metálico para asegurar el cumplimiento de las obligaciones que tiene el arrendatario.

Por su parte, la ley establece que el propietario tiene la obligación de devolver la cifra sobrante de la fianza, una vez restado el importe que haya tenido que utilizar para pagar las deudas económicas que puedan existir hasta ese momento (mensualidades sin pagar, facturas pendientes, etc.) y para reparar los elementos del inmueble que se hayan deteriorado durante el periodo de estancia del inquilino.

¿Qué dice la ley sobre la fianza?De esta forma, si el inquilino mantiene todos sus recibos al día y no ha provocado ningún desperfecto en el inmueble, tiene derecho a recibir el total de su fianza en un plazo máximo de un mes.

Como acotación, la ley indica que quedan fuera de la obligación de prestar fianza la Administración General del Estado, las administraciones de las comunidades autónomas y las entidades que integran la Administración Local, los organismos autónomos, las entidades públicas empresariales y demás entes públicos vinculados o dependientes de ellas, y las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social en su función pública de colaboración en la gestión de la Seguridad Social, así como sus centros y entidades mancomunados, cuando la renta haya de ser satisfecha con cargo a sus respectivos presupuestos.

¿Qué pasa si no me devuelven la fianza?

Si, a pesar de haber pagado todas tus facturas y de mantener el piso en buen estado, el propietario se niega a devolver el importe de la fianza, el inquilino está en su derecho de acudir a los tribunales para reclamar judicialmente su dinero.

El artículo 250.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil establece que si la fianza no llega a 6.000 euros (que suele ser lo más frecuente) el proceso para resolver la controversia es el juicio verbal, mientras que si la fianza es superior a 6.000 euros sería necesario acudir a un proceso ordinario.

El proceso ordinario siempre es más largo y exige un abogado y un procurador. Sin embargo, si se puede solucionar mediante un juicio verbal no es obligatorio contar con ninguno de estos profesionales, con el correspondiente ahorro de costes que esto supone.

Pasos para reclamar una fianza de alquiler

Para iniciar el proceso de reclamación de una fianza, en primer lugar es necesario esperar a que pasen 30 días desde el momento en el que se le devuelven las llaves al propietario. Es entonces cuando se recomienda enviarle un burofax como aviso y darle un plazo corto para devolver el importe de la fianza de manera ‘voluntaria’.

Pasos para reclamar una fianza de alquilerSi ha transcurrido el plazo y, a pesar de recibir el aviso, el propietario sigue sin devolver la fianza, deberás dirigirte al juzgado de la ciudad en la que haya tenido lugar el alquiler para poner reclamación por lo civil y solicitar un proceso monitorio.

Deberás aportar la siguiente documentación:

  • Contrato de alquiler.
  • Recibo del pago de la fianza o documento que lo acredite.
  • Rescisión de contrato de alquiler y entrega de llaves.
  • Nombre completo y DNI del arrendador.
  • Dirección del arrendador (si no la conoces, puedes señalar la dirección de la agencia inmobiliaria).

Una vez dados todos estos pasos, el juzgado se encarga de reclamarle el dinero al arrendador. Suele ser un proceso rápido pero, en el caso de que el propietario se negara a devolver la fianza, se haría un juicio verbal en el que tendría que pagar los gastos del juicio y pagarte una indemnización.

¿Cuándo no se puede reclamar una fianza?

A pesar de todo, no siempre se le puede reclamar al propietario el pago de la fianza. Estos son los casos en los que no tendrás derecho a solicitar la devolución de tu dinero:

  • Cuando no hayas cumplido alguna cláusula del contrato de alquiler, como la permanencia durante un periodo mínimo previamente fijado.
  • En el caso de que dejaras el piso en mal estado o con numerosos desperfectos, como puertas o ventanas rotas, suelos levantados, muebles en mal estado… o cualquier otro tipo de deterioro que quede fuera del desgaste normal que trae consigo el uso habitual de la vivienda.
  • Cuando debes alguna mensualidad o tienes facturas sin pagar que alcancen o superen el importe de la propia fianza.
Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...
Solicita tu préstamo