Lo que no sabías sobre las compras de segunda mano: pagar a Hacienda

compras de segunda mano

Si estás planeando comprar algún  producto de segunda mano a través de internet porque resulta ser un chollazo, vete preparando para rascarte el bolsillo de manera adicional. Y te verás obligado a interiorizar que en el momento de comprar, a precio de ganga, un ordenador o una bicicleta seminuevos, por ejemplo, estás aumentando tu patrimonio personal.

Todo ello porque el Ministerio de Hacienda parece haber encontrado una nueva gallina de los huevos de oro: la venta online de bienes usados, que se realiza a través de plataformas tan conocidas como Wallapop, Vibbo, Amazon, o EBay.

Este tipo de transacciones será gravado con un 4% sobre el precio de venta, por la aplicación del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP), en el epígrafe Transmisiones Patrimoniales Onerosas (TPO). En realidad, el Gobierno lo que se dispone a hacer es aplicar con más celo que hasta ahora el artículo 7 del texto refundido de la Ley del ITP y Actos Jurídicos Documentados (AJD).

Se trata de un tributo que tendrá que pagar el comprador del producto. Por su parte, el vendedor, sólo tendrá que declarar la venta a la hora de realizar la declaración de la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF), siempre y cuando haya obtenido una ganancia, es decir, si vende el bien usado por un precio superior al que lo compró (plusvalía).

El comprador tendrá que pagar a Hacienda un 4% sobre el valor de compra. Por su parte, el vendedor sólo tendrá que declarar la venta en el IRPF en el caso de obtener una plusvalía por la transacción.

El ITP para la venta de productos de segunda mano a través de plataformas online es gestionado por la administración autonómica. Según la Comunidad de Madrid, “es conveniente aclarar que este impuesto no grava las operaciones descritas cuando se realizan por empresarios o profesionales en el ejercicio de su actividad empresarial o profesional, ya que las mismas están gravadas por el Impuesto sobre el Valor Añadido (con excepción de determinadas operaciones sobre bienes inmuebles que estarán sujetas y exentas del IVA)”. Es decir, que sólo se aplica a la venta exclusivamente privada, aunque el intercambio se realice a través de una web.

compras de segunda mano30 días para tributar por las compras de segunda mano

El comprador dispondrá para pagar el impuesto un plazo de 30 días hábiles desde el momento en que se formalice la compra. Y para realizarlo, tendrá que hacerlo a través del modelo 600 del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y actos Jurídicos Documentados. La gestión se puede realizar ante los departamentos de Hacienda de las comunidades autónomas, en el banco o a través de internet.

Junto con el modelo 600, habrá que presentar original y fotocopia del documento que recoja la compraventa del producto de segunda mano.

El consejo de los expertos para evitar problemas futuros ante el fisco es conservar toda la factura y toda documentación relativa a la transacción, así como hacer pantallazos del acuerdo realizado ante la plataforma online. En los próximos meses podremos ver los efectos que tiene la aplicación de este impuesto sobre el mercado de la venta online de chollos de segunda mano.

Y recuerda que si eres usuario de algunas de estas plataformas y necesitas adquirir un producto pero no tienes liquidez en este momento para comprarlo, no tienes por que renunciar a él. Una opción disponible son los créditos rápidos sin papeles. Infórmate en Kredito24.es

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.