29/04/2015

Consejos para ahorrar en tu piscina

Ya sean comunitarias o particulares, el gasto anual en mantenimiento de piscina es algo que, normalmente, no nos preocupa hasta que llega la época del año en la que ésta se va a utilizar mucho más. Es decir, con la llegada de las buenas temperaturas: abril, mayo, junio…

Y las piscinas también hay que cuidarlas durante el resto del año. No sólo cuando se van a usar. Hacerles un mínimo de caso durante los meses en los que habitualmente están sin servicio nos puede reportar, en principio, un ahorro y, en segundo lugar, también nos evitará muchos quebraderos de cabeza innecesarios.

Conseguir ahorrar en el mantenimiento de la piscina es más sencillo atendiendo a una serie de premisas básicas. Vamos con ellas. Eso sí, ya no sólo por ahorro en el bolsillo, también por la contribución al medio ambiente que realizaremos.

Consejos

  • Prevenir fugas de agua: parece lo más obvio. Sin embargo, hay momentos en los que las filtraciones son tan imperceptibles que parece que todo está correcto y que no hay problemas. A veces, casi es preferible que se produzca una fuga y se pueda contemplar la magnitud del desastre que no ver nada y que, sin visualizarlo, estemos perdiendo una gran cantidad de agua por culpa de fugas indeseadas. Como dato, una pérdida de una simple y minúscula gota de agua durante un año supone el derroche de 8.000 litros de agua en 365 días.
  • Dejar agua en el vaso de la piscina: no es recomendable vaciar del todo el vaso de una piscina. Si se hace, la presión y otras fuerzas pueden hacer daños costosos al mismo y, como consecuencia de ello, provocar importantes destrozos en la piscina.
  • ahorro-piscinaUsar cubiertas flotantes: cuando no se esté usando la piscina, lo más recomendable es usar estas cubiertas. ¿El motivo? Evitar la evaporación masiva del agua. Se puede pensar que es inapreciable… pero también se pierde mucha agua por este motivo.
  • No subir demasiado la temperatura del agua: a mayor temperatura del agua, también será mayor la evaporación de la misma. Esta medida, junto a la anterior, pueden reducir hasta en un 70 por ciento la pérdida de agua por evaporación.
  • Limpieza de filtros y de limpiafondos: que sean los adecuados a cada piscina. Que no nos dejemos llevar por los que estén de moda o por los que nos haya recomendado un familiar. Que sea un profesional el que nos aconseje en este sentido.
  • – Uso de temporizador: para controlar el tiempo de funcionamiento de la bomba. No es necesario que esté operativa las 24 horas del día.
  • Elegir los materiales aislantes precisos: evitarán cuantiosos disgustos.
  • Usar LEDS para la iluminación de la piscina: ya no sólo por ahorro, incluso por ecología.

Y si, a pesar de todos estos consejos, hemos de reparar la piscina y nos encontramos en una situación económica un tanto complicada, siempre se puede recurrir a una serie de préstamos personales inmediatos que aliviarán la situación y que permitirán, en poco tiempo, poder continuar disfrutando de la piscina de manera cómoda y sencilla.

Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Solicita tu préstamo