Desglosamos un contrato de trabajo: en qué debes fijarte

contrato de trabajo

Ya se sabe que la búsqueda de empleo es un trabajo en sí mismo que exige horas y dedicación. Que si hacer currículos, buscar ofertas o preparar entrevistas es una labor que en muchas ocasiones puede llegar a ser cansada e incluso desmotivadora si no se consigue el objetivo deseado, firmar un contrato de trabajo. Es por ello que en ocasiones, cuando se llega al final de un proceso de selección y eres el candidato elegido, la emoción y la alegría del momento pueden jugarte una mala pasada si no lees bien lo que estás firmando con la empresa.

Mirar con atención, y sobre todo entender bien, lo que aparece recogido en un contrato de trabajo te evitará confusiones y posibles problemas en el futuro. Así que no te quedes con ninguna duda y consulta lo que no entiendas o no tengas claro. Que no te dé vergüenza preguntar. Como ayuda, aquí te contamos algunos aspectos en los que debes fijarte.

El tipo de contrato, las horas semanales, las vacaciones, el periodo de prueba, el número de pagas y la categoría profesional, son algunos puntos que no debes dejar pasar

Una de los primeros aspectos que mirar es el tipo de contrato de trabajo que estás firmando. Si es a tiempo parcial o completo, temporal, por obras y servicios, indefinido, etc. En el mismo tienen que venir reflejadas las horas semanales que tendrás que estar en tu puesto, la localización del centro de trabajo,  así como el horario laboral y los días que tienes que trabajar, por ejemplo de lunes a viernes o fines de semana. Y si estás obligado a cogerte parte de tus vacaciones en unos meses determinados.contrato de trabajo

Debes comprobar también si existe un periodo de prueba tras el cual la empresa pueda decidir que prescinde de tus servicios. Y en el caso de que así sea la duración del mismo. Hay compañías que mientras dure ese tiempo no ofrecen a sus empleados beneficios sociales como puede ser el seguro médico. Hablando de eso, en tu contrato fíjate si aparecen beneficios sociales por parte de la empresa. Y si no están recogidos pregunta al personal de Recursos Humanos antes de firmar.

Otro aspecto muy importante, aunque en España haya cierto pudor a hablar de dinero, es el salario. Lo normal es que aparezca la cuantía en bruto, es decir, antes de impuestos. Fíjate bien si en el contrato aparecen el número de pagas que vas a recibir, si 12 mensualidades o alguna más en concepto de paga extra.

La importancia de la categoría profesional en el contrato de trabajo

En tu contrato de trabajo también debe aparecer la categoría profesional en la que se enmarca tu puesto. Comprueba que se corresponde a tu formación o al trabajo que vas a desarrollar. Hay empresas que no son del todo sinceras en este punto y puedes que acabes en una categoría inferior. Esto es importante porque luego acabará determinando el salario según el convenio laboral que regule el sector y lo que debes cobrar de prestación de desempleo o jubilación. Hay empresas que también hacen firmar a sus empleados junto al contrato de trabajo uno o varios anexos con cláusulas por ejemplo de confidencialidad o de exclusividad.

Es importante que no tengas dudas a la hora de saber lo que firmas

Hasta firmar un contrato de trabajo y tener unos ingresos fijos mensuales, hay ocasiones en los que tu cuenta corriente se puede quedar en número rojos que te impiden afrontar algunos gastos necesarios. Para esos momentos, tienes la opción de pedir un préstamo urgente de una forma muy sencilla en Kredito24.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.