22/04/2015

‘Crowdfunding’, ¿cómo conseguir que funcione?

El crowdfunding, o la financiación masiva, se ha convertido en los últimos años en uno de los más claros ejemplos de la economía colaborativa en nuestra sociedad. Alguien tiene una idea, un proyecto o una causa pero no dispone de los recursos necesarios porque su entidad financiera convencional no le facilita el préstamo que desea. Entonces, es cuando piensa que puede recurrir a un llamamiento público, sobre todo a través de los medios digitales, para, bien captar la atención de personas con sus mismas inquietudes y que estarían dispuestas a colaborar en su tarea, o bien para lograr alcanzar la financiación que precisa para llevar a cabo su inspiración.

Consejos

Existe una serie de recomendaciones básicas a la hora determinar cómo se ha de llevar a cabo una campaña de crowdfunding para que la recaudación de fondos sea lo más sencilla y más productiva posible.

  • En primer lugar, y quizá sea lo más complicado, determinar quién es nuestro público objetivo: es decir, que sepamos a quién nos dirigimos para poder hacerlo de una manera ordenada y acertada. Hay veces que lanzamos mensajes que quedan en medio de un océano y que no llegan a las personas verdaderamente interesadas. Es quizá lo más difícil, pero es la base del éxito porque, sobre todo, permitirá utilizar los canales adecuados y, según eso, lograr la viralidad y la notoriedad pertinentes.
  • En segundo lugar, realizar un dossier del proyecto: la gente, el público, quiere saber qué es lo que se va a hacer con el dinero que va a entregar. Necesita que se le explique todo con detalle para que, si finalmente decide secundar la acción, se desprenda de una cantidad de sus ahorros para participar en nuestro sueño. Nos lo van a pedir y ha de ser lo suficientemente atractivo. Ya no sólo para mostrar que todo va en serio sino, especialmente, para lograr que alguien meta la mano en su bolsillo y decida realizar una aportación económica.
  • crowdfundingEn tercer lugar, realizar un listado de correos electrónicos o teléfonos de personas a las que les podría interesar la acción que tenemos pensado llevar a cabo. Será muy útil, también, realizar ese listado con personas que ya han participado en nuestro proyecto de crowdfunding para tenerlas informadas acerca de cómo se está gestionando su dinero y para que vean cuál es la evolución de la campaña.
  • En cuarto lugar, elegir la plataforma que mejor se adapte a nuestras necesidades: existen muchas plataformas de crowdfunding en la actualidad; Goteo, Verkami, Lánzanos… Cada una con sus peculiaridades, sus virtudes y sus defectos. Hemos de comprobar cuál es la que se ajusta mejor a las características del proyecto que tenemos entre mano.
  • Y en quinto lugar, realizar una acertada, adecuada y cuidada campaña en las redes sociales. Hoy en día la gente se moviliza en estos medios sociales. Por ello, no podemos olvidarnos de su potencialidad y su capacidad de ampliación de mensaje. ¿En qué red social debes plantear tu iniciativa? En aquella en la que se encuentre tu público objetivo, puede ser Facebook, Twitter o Instagram
Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Solicita tu préstamo