¿Cuánto ahorras usando energías renovables?

El 5 de junio se celebra en todo el mundo el Día del Medio Ambiente, una fecha que trata de poner el foco de atención sobre el entorno natural que nos rodea y sensibilizar a los ciudadanos acerca de la importancia de respetarlo y de conservarlo. Y es que todos podemos poner nuestro granito de arena para proteger y preservar el medio ambiente, adoptando prácticas como reciclar, consumir menos agua o emplear energías renovables.

A continuación, en Kredito24 te explicamos cómo puedes ahorrar energía en casa implantando energías renovables y convertirte en un agente activo del desarrollo sostenible y equitativo.

En la actualidad, las principales fuentes de energías renovables que podemos instalar en nuestras casas -siempre en función del tipo de vivienda, la superficie de la que dispongamos, su ubicación, etc.– para cuidar el medio ambiente y ahorrar en la factura de la luz son la energía solar fotovoltaica, la energía solar térmica, la energía eólica y la biomasa.

El medio ambiente es cosa de todos: ¡empieza ya a trabajar en su defensa!

1. Energía solar fotovoltaica

El sol es uno de los grandes aliados de un país como el nuestro y, sin embargo, apenas aprovechamos su potencial como generador de energía. Los paneles solares fotovoltaicos caseros cuestan entre 600 y 2.000 euros, aunque a ese precio habría que añadir el coste de las baterías, los reguladores y los accesorios que vamos a necesitar para instalar el panel solar en casa.

Según los datos de la Comisión Europea, combinar la instalación de una placa de 4,5 kilovatios y una batería en el hogar podría llevar a una tasa de autosuficiencia en el consumo del 75 %, lo que supondría un ahorro de hasta 875 euros al año en la factura de la luz.

Algunas comunidades de vecinos de muchas ciudades españolas ya han dado el paso y han decidido instalar paneles fotovoltaicos en sus zonas comunes para generar la electricidad necesaria para el consumo del ascensor, la luz del portal y de los pasillos, el garaje… Éste puede ser el primer paso para ahorrar y, a la vez, cuidar del medio ambiente.

2. Energía solar térmica

La energía solar térmica nos permite calentar agua para diversos usos (calefacción, ducha, climatización de piscinas…) y ahorrar entre un 60 % y un 80 % del importe habitual de nuestra factura. Desde 2007 es obligatorio que todas las viviendas de nueva construcción incluyan paneles solares para suministrar agua caliente sanitaria a los hogares. No obstante, si tu casa es más antigua, tienes la posibilidad de instalarlo tú mismo.

Aunque los precios son todavía un poco privativos (una instalación media, de unos seis metros cuadrados de superficie, tiene un coste aproximado de 4.700 euros) se trata de una medida que, a largo plazo, merece mucho la pena.

3. Energía minieólica

Si vives en una zona donde sopla el viento con frecuencia, la energía minieólica te puede ayudar a reducir la factura de la luz aprovechando los recursos que te brinda la naturaleza.

Los aerogeneradores están especialmente indicados para viviendas aisladas, situadas en regiones cuyos vientos superen los 13 km/h como media anual, aunque su máximo rendimiento se alcanza cuando la velocidad del viento alcanza los 45 km/h.

La inversión en aerogeneradores puede variar entre los 3.000 y los 9.000 euros por kilovatio de potencia y, a máximo rendimiento, se puede conseguir rentabilidad alrededor del octavo o décimo año de uso.

4. Biomasa

BiomasaLas calderas de biomasa transforman materia orgánica de origen vegetal o animal (incluyendo residuos y desechos orgánicos) en energía limpia y económica.

Todas las viviendas que en su día tuvieron una caldera de carbón cuentan ya con las instalaciones que una caldera de biomasa necesita y pueden empezar a disfrutar de todas las ventajas que esta energía trae consigo con una mínima inversión.

Además, también tienes la posibilidad de instalar una caldera de biomasa individual en tu propia vivienda desde un precio mínimo de alrededor de 1.700 euros y estimar rápidamente el ahorro que supondrá para tu economía con una calculadora online de costes de energía.

Algunos ayuntamientos como el de Granada ya han implantado la biomasa para calentar sus instalaciones municipales y confirman un ahorro de 160.000 euros anuales para las arcas de la ciudad, al mismo tiempo que aprovechan los recursos de su entorno.