¿Cuánto deberías pagar al mes por tu hipoteca o alquiler?

¿Quieres pedir una hipoteca pero no tienes claro cuánto te puedes permitir gastar en la compra de tu casa? ¿Estás buscando piso de alquiler -o alquiler con opción a compra– y no sabes qué cifra marcarte como tope para cada mensualidad? En Kredito24 te ayudamos a hacer números para que averigües cuánto deberías pagar al mes por tu hipoteca o alquiler.

Cómo calcular el máximo que deberías pagar por tu alquiler

No todas las personas pueden dedicar la misma cantidad de dinero al alquiler de su vivienda, porque ésta dependerá de los ingresos personales y familiares. Según señalan los expertos, lo ideal sería que el alquiler no superará el 30 o el 40 % de los ingresos netos del inquilino.

Para calcularlo de una forma más concreta y personalizada, te recomendamos que hagas lo siguiente: resta el total de las deudas que debes afrontar a lo largo del mes (bien sean préstamos personales, tarjetas de crédito, o cualquier otro tipo de deuda) al importe de tu nómina. La cifra obtenida será la que usarás para calcular el porcentaje que deberá corresponderse con tu alquiler.

Por ejemplo: para una pareja que gane 3.000 euros netos al mes y que tenga que hacerse responsable de unas deudas de 400 euros, deberíamos calcular el 30 % de 2.600 (3.000 – 400 = 2.600), de tal manera que obtendríamos un tope de 780 euros para dedicar al alquiler de su vivienda.

Cuando nos encontramos en ciudades grandes resulta complicado ceñirse a la regla del 30 % porque los alquileres son más bastante más caros, de manera que en estos casos podemos abrir un poco la mano y ampliar el porcentaje al 40 %. Eso sí, al realizar este movimiento se recomienda ajustar otras partidas de gasto para que el presupuesto no se vaya de las manos y podamos abarcarlo todo sin problema.

Cuánto pagar al mes por tu hipoteca

Cuánto pagar al mes por tu hipotecaEl mismo cálculo que realizamos para calcular la cifra que podemos destinar cada mes al pago del alquiler lo podemos aplicar al supuesto de la hipoteca, aunque en este caso debemos ser aún más cuidadosos y tener muy presentes una serie de consideraciones:

  • ¿Tienes ingresos estables? Una hipoteca es un compromiso a largo plazo al que no podrás dar la espalda si las cosas dejan de funcionar. Por eso es fundamental que tengas la certeza de que contarás con los ingresos que necesitas para poder pagarla durante el periodo de tiempo en el que te comprometas.
  • Utiliza una calculadora de hipotecas. Recurre a un simulador hipotecario online para ayudarte a la hora de fijar las cuotas de tu hipoteca y buscar la opción que más te interese.
  • Pide solo lo que necesites. No caigas en la tentación de pedir más dinero del que necesitas para pagar tu vivienda, porque engordarás tu hipoteca y harás que te resulte más difícil asumirla. Procura fijar unas cuotas cuya cantidad no supere la regla del 30 %, dejando margen suficiente para afrontar imprevistos y gastos diarios básicos.