17/11/2015

¿Cuánto nos cuestan las elecciones generales?

Cada cuatro años, la organización y puesta en marcha de las elecciones generales pasa factura a las arcas del Estado, que se nutren de los impuestos de todos los españoles. Poder expresar nuestra opinión en forma de voto es gratuito, faltaría más, pero la infraestructura necesaria para que esto sea posible conlleva toda una serie de gastos que en Kredito24 queremos analizar con detenimiento.

El precio de las elecciones generales

El pasado 20 de noviembre de 2011 tuvieron lugar las últimas elecciones generales en nuestro país, un espejo en el que mirar de cara a buscar estimaciones de gasto para el próximo 20 de diciembre.

Según el Ministerio del Interior, el coste del 20N ascendió a 124 millones de euros. De esa cifra, más de 28 millones recayeron en los partidos políticos que se disputaron los escaños, por el mero hecho de presentarse, como volverá a suceder este 2015.

El dinero se repartió en función de los resultados obtenidos, de manera que el Partido Popular y el Partido Socialista se llevaron 7.678.864 euros y 4.381.357 euros respectivamente, seguidos de lejos por Izquierda Unida (739.107 euros), Partit dels Socialistes de Catalunya (655.846 euros), Unión Progreso y Democracia (618.994 euros) y Convergència i Unió (548.448 euros).

Este año, el Estado subvencionará con 21.167,64 euros cada escaño del Congreso y del Senado que los partidos políticos obtengan como resultado de las próximas elecciones generales. Se trata de 465,69 euros menos que en los anteriores comicios generales.

Por otra parte, se subvencionará con 0,81 euros cada uno de los votos obtenidos por cada candidatura al Congreso, siempre que al menos uno de sus miembros obtenga escaño de diputado. En el caso del Senado, la subvención será inferior: 0,32 euros por cada uno de los votos que obtengan los candidatos que lleguen a senadores. En este caso, el recorte con respecto a las elecciones de 2011 ha sido de 2 céntimos para las candidaturas a la Cámara Alta (0,83 euros en 2011) y de 1 céntimo para las candidaturas a la Cámara Baja (0,33 euros en 2011).

Además, el Estado abonará a cada partido 0,18 euros por elector en cada una de las circunscripciones en las que haya presentado lista al Congreso y al Senado, siempre que reúna el número de votos necesarios para formar un grupo parlamentario. Esta aportación se constituye como una ayuda por los gastos electorales originados por el envío directo y personal a los electores de sobres y papeletas o de propaganda y publicidad electoral. Esta cantidad también se ha reducido de cara al próximo 20 de diciembre, ya que en 2011 se situó en 0,22 euros.

La infraestructura de unas elecciones

La infraestructura de unas eleccionesPara supervisar la votación en las 59.876 mesas electorales repartidas por toda España, en un total de 23.082 locales y colegios habilitados, se citó a más de 500.000 personas entre presidentes, vocales y suplentes. Cada miembro de mesa recibió 62,61 euros, además de cotizar dicha jornada en la Seguridad Social. A ellos se sumaron alrededor de 60.000 funcionarios de la administración pública, que trabajaron ese día para asesorar en el proceso.

Por otro lado está el tema de las papeletas electorales. El Estado solía imprimir más de 900 millones, pero debido al número sobrante de años anteriores (el Ministerio del Interior calculó que en anteriores elecciones llegaron a sobrar hasta un 90 % de las papeletas impresas) el Estado decidió implementar cambios en este sentido. Así, en 2011 se decidió expedir 374 millones de papeletas y colocar impresoras en las Subdelegaciones del Gobierno para imprimir más si fuera necesario. La medida fue considerada un éxito, por lo que resulta más que probable que se repita este 2015.

¿Cuánto cuesta el escrutinio en unas elecciones?

A mediados de este verano el Consejo de Ministros autorizó al Ministerio del Interior a contratar los servicios necesarios para poder realizar el escrutinio de los resultados de las elecciones generales del próximo mes de diciembre.

El contrato incluye, además del propio recuento, actividades como la integración de los resultados definitivos en la base de datos del Ministerio del Interior, el apoyo informático a la Junta Electoral Central y a las juntas electorales provinciales para llevar a cabo el escrutinio definitivo, o la publicación de los resultados provisionales y generales, y su difusión.

Entre los servicios contratados destaca, también, el diseño de una página web electoral y el tratamiento de la información histórica de los resultados. En ella se podrá consultar toda la información sobre los candidatos presentados, proclamados y electos.

El contrato se adjudica mediante procedimiento abierto y tramitación ordinaria y le supondrá al Estado un gasto estimado de 14,3 millones de euros.

El gasto de los partidos políticos

El gasto de los partidos políticosSegún el informe del Tribunal de Cuentas, los diferentes partidos políticos que compitieron por los escaños del Congreso y del Senado gastaron, en 2011, 65 millones de euros en marketing electoral. 26 millones de euros se gastaron en la elaboración y el envío masivo de la propaganda de la campaña, mientras que los 39 millones restantes se dedicaron a la preparación de mítines y actos de partido de cara a las elecciones.

En 2013, el grupo de hackers Anonymous destapó los datos de la contabilidad interna del Partido Popular, en donde se puede distinguir el coste que le supuso al partido llevar a Mariano Rajoy a la Moncloa. Entre gastos de marketing, encuestas, actos de partido, dietas y alquiler de coches e incluso aviones, estaríamos hablando de un total de más de 23 millones de euros, lo que la convierte en la campaña más cara de la historia.

El Partido Socialista, por su parte, desembolsó un total de 12.726.425,61 euros, según el informe de la Cámara de Cuentas presentado en la Comisión Mixta Congreso-Senado-Congreso, mientras que el gasto de CiU fue de 2.054.936,35 euros; el del PNV de 696.075,49; ERC se gastó 350.094,25 y Amaiur 921.793,61. En el caso de UpyD el desembolso ascendió a 1.006.282,54.

Todas estas asignaciones se apoyaron en donaciones, créditos bancarios, anticipos de las ya mencionadas subvenciones electorales y aportaciones de los propios partidos políticos.

Guardar

Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votes, average: 4.50 out of 5)
Loading...
Solicita tu préstamo