Cómo sobrevivir a la cuesta de enero

Cuesta de enero

Con las navidades ya prácticamente olvidadas, el primer mes de 2018 está teniendo -como cada año- un fuerte impacto en la economía doméstica de la mayoría de la gente. La temida cuesta de enero ya está aquí con todo su equipaje: las subidas de precios que se producen en servicios básicos, como la luz o el gas; la vuelta a la realidad de unas nóminas o pensiones sin pagas extras, como en diciembre; y la obligación de pagar en diferido (tarjetas de crédito) los dispendios -regalos, cenas familiares o con compañeros de trabajo, escapadas, planes de ocio- de unas navidades que, si somos honestamente realistas, comenzaron el pasado 24 de noviembre, con el Black Friday y continuaron, antes de las fiestas, con el macropuente de diciembre.

En realidad, con las tensiones a las que hemos sometido en las últimas semanas a nuestras finanzas personales hay que comportarse en enero como hacemos con nuestro cuerpo por los excesos gastronómicos: ponerlas a dieta y someterlas a un plan de depuración. Es mucho más fácil de lo que parece, si sigues estos cinco consejos que te ofrecemos a continuación.

Claves para superar la cuesta de enero

  • No hay que volverse loco con las rebajas: Al término de las fiestas de Navidad, los grandes descuentos -sobre todo los del sector téxtil- que ofrecen tiendas y grandes superficies son una gran tentación a la que que resulta difícil escapar. No se trata de que renuncies a alguna ganga, sino de que aplicar el sentido común. Tres son las claves: hay que fijarse un presupuesto límite; hay que comprar sólo lo estrictamente necesario; y nunca comprar a crédito para no iniciar el año más endeudado.
  • La tarjeta de crédito, a buen recaudo: Una de las claves para sanear la economía doméstica en plena cuesta de enero es cumplir con los pagos de la tarjeta de crédito que tienes pendientes y dejarla bien guardada en el cajón.
  • Ahorra en calefacción: si bien es cierto que enero suele ser uno de los meses más fríos del invierno, trata de hacer lo posible para limitar el uso de la calefacción, porque con la subida de la electricidad y del gas, la factura se puede incrementar de manera sensible y darte un susto en el próximo recibo. Utiliza la calefacción de manera racional, evitando derrochar energía. Si quieres, puedes seguir los consejos que te ofrecimos en este post:  Cómo mantener tu hogar caliente sin poner la calefacción.
  • Puedes ahorrar cuidándote tras los excesos: Después Cuesta de enerode tanto exceso navideño sobre nuestras mesas, en enero lo que se impone es apostar por una dieta mucho más equilibrada, con predominio de verduras, frutas y pescado. La gran ventaja que tiene para tu economía doméstica este nuevo plan de alimentación para comenzar el año es que resulta menos lesivo para tu bolsillo. En el caso de las frutas y verduras puedes incluso lograr grandes ahorros si los compras en los mercadillos, siempre en puestos sometidos al control de las autoridades sanitarias.
  • Aprovecha los restos de la despensa navideña: Otra manera de superar la cuesta de enero es utilizar la comida que ha sobrado de las navidades y que conservas en el congelador o en la despensa. Seguro que puedes hacer ricos platos, sin dejar de tener en cuenta el consejo anterior.

Si aun siguiendo todos estos consejos ves que te resulta difícil llegar a fin de mes o hacer frente al pago de una factura, una opción que puedes tener en cuenta es la de recurrir a un crédito rápido. Puedes preguntar en Kredito24 sin ningún tipo de compromiso.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.