Cuota de un préstamo: qué es y en qué debes fijarte

Cuota de un préstamo

Muy pocas son las personas que a lo largo de su vida no se ven obligadas a pedir dinero prestado a una entidad financiera. Ya sea para comprar algo de gran valor como una vivienda, para lo cual solicitan una hipoteca, o para poder hacer frente a un gasto imprevisto que hace cuesta arriba llegar a final de mes. Sin embargo, no mucha gente tiene amplios conocimientos financieros, fruto de una educación en economía que no es de las mejores en el sistema español. Es por ello que llegado el momento tienen dudas con algunos conceptos que aparecen durante el trámite de solicitud. Uno de ellos es la cuota de un préstamo. ¿Sabes qué es exactamente? Te lo explicamos a continuación y te damos las claves en las que debes fijarte antes de firmar.

¿Qué es la cuota de un préstamo?

La cuota de un préstamo es el pago que periódicamente, por lo general de manera mensual, hace el deudor a su acreedor para devolverle el dinero que este último le ha prestado. En dichos pagos no solo se reintegra la cantidad que ha recibido el solicitante del crédito, también se paga un poco más por los intereses.

Precisamente esto último es una de las claves en las que fijarte a la hora de pedir un préstamo, el tipo de interés. En la web de Kredito24 aparece el tipo de interés que deberás afrontar y para que te sea muy sencillo saber cuánto vas a acabar pagando hay un simulador de crédito. En el mismo, introduces la cantidad de dinero que necesitas, el tiempo en el que quieres devolverlo y te calcula el importe total.

La importancia de elegir bien la cuota de un préstamo

Cuota de un préstamoA la hora de hacer la solicitud también debes fijarte a cuánto asciende la cuota de un préstamo cada mes y si realmente vas a poder pagarla sin dificultades. La mayoría de los expertos sitúan en un 20% de los ingreso el límite que se debe poner a una mensualidad. Eso teniendo en cuenta si no tienes otros créditos, en cuyo caso debe ser menor. A ver si por solucionar un problema puntual pidiendo un préstamo vas a acabar teniendo otro por no poder pagar a tiempo las cuotas. Tienes que tener muy claro cuál es tu situación financiera antes de firmar un crédito. Porque luego están los llamados intereses de demora que te cobrarán cada vez que te atrases en los pagos, y que harán que el dinero que tienes que devolver cada vez sea más.

La cuota de un préstamo no debería ser superior al 20% de tus ingresos mensuales

Y como a veces no queda más remedio que solicitar un préstamo, otra de las claves en las que debes fijarte es si la entidad financiera tiene gastos de cancelación. Es decir, si te van a cobrar por pagarlo antes. Porque puede que tu situación mejore más rápido de lo que pensabas y te sea factible devolver el dinero antes de lo que habías firmado.

Como ves, es importante que te fijes bien en cuánto vas a pagar por la cuota de un préstamo para que al final no acabe dándote dolores de cabeza. En Kredito24 desde antes incluso de hacer la solicitud para pedir un préstamo urgente sabrás la cantidad que tienes que devolver gracias al simulador.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.