Date un capricho y alquila un barco estas vacaciones

¿Cuánto hace que no te das un capricho? Llega la época de vacaciones y es el momento propicio para ello, aunque sea sin gastarte excesivo dinero. Y lo que hoy te vamos a proponer es, seguro, una de esas cosas que siempre te han rondado la mente y nunca has sido capaz de hacer, precisamente porque has considerado que no estaba a la altura de tu bolsillo. Pero hoy te vamos a demostrar que no y que alquilar un barco, que es de lo que te vamos a hablar, es más asequible de lo que nunca hubieras imaginado.

Y es que disfrutar de unos días con amigos o con los niños en un pequeño barco, cerca de la costa, donde tienes la posibilidad de pernoctar, comer, disfrutar del mar y recalar en distintos puertos puede incluso llegar a ser una alternativa más barata que alquilar un apartamento o reservar una habitación en un hotel. Así pues, ¿por qué no apostar por unas vacaciones diferentes, rentables y divertidas? Además de disfrutar del mar, estarás en contacto con la naturaleza, podrás realizar actividades acuáticas y recalar en puertos repletos de posibilidades para ti y tus hijos.

¿Qué tener en cuenta a la hora de alquilar un barco?

Navegar entre los meses de abril y octubre tanto por el Atlántico, como por el Cantábrico y el Mediterráneo, especialmente este último, es muy buena idea teniendo en cuenta que las condiciones meteorológicas son favorables. Asimismo son los tres lugares en los que mejores presupuestos e itinerarios más variados puedes encontrar.

Lo primero que debes hacer para calcular cuánto gastarte en ello será escoger el tipo de barco, aunque la oferta es elevada y de adapta a los diferentes bolsillos, dependiendo también de los días y los destinos escogidos.

  • Los barcos más alquilados son los veleros, y también los más adecuados para navegar en familia o con amigos. Además, su coste es menor, principalmente porque consumen menos combustible.
  • Un barco que poco a poco va ganando terreno y también se afianza es el catamarán, más amplio, más estable que el de vela y también muy adecuado para grupos. Además, con ellos puedes acceder a las calas más escondidas sin ninguna dificultad.
  • Otra opción también sopesable es la de la goleta. Son de vela de madera, pueden albergar hasta 30 personas y se alquilan con toda la tripulación, lo cual es una ventaja porque evitan que tengas que ocuparte de hacer compras, cocinar, limpiar y prepararlo todo a bordo. Eso sí, son más costosos.
  • En última instancia también se puede escoger un barco a motor, muy potente y muy cómodo. Te permite recorrer grandes distancias en poco tiempo porque alcanza una gran velocidad. ¿Qué tener en cuenta a la hora de alquilar un barco?

El primer dinero que tendrás que desembolsar al alquilar un barco es el de la fianza, que oscila entre los 1.500 y los 5.000 euros, dependiendo del barco, y que será reembolsada al final de la travesía si el barco se devuelve en buenas condiciones. A partir de ahí, los precios oscilan entre:

  • El alquiler de un velero en la zona de Cataluña, donde por una semana se pagan alrededor de 2.550 euros en los meses de julio y agosto.
  • Alrededor de 3.000 euros a la semana cuesta un velero para navegar por las Islas Canarias, una cantidad a la que hay que unir el coste del patrón, unos 150 euros al día, y su manutención.
  • Viajar por Cantabria, durante esos mismos meses, también en un velero, cuesta unos 3.000 euros, aunque aquí en alquilar un patrón te ahorras 10 euros al día.
  • En última instancia, navegar por las Islas Baleares costará en los meses de verano casi 5.000 euros por semana.

En todos los casos el precio es para 6/8 personas, exceptuando en el último, donde será para 4/6.

Estos precios seguramente encajan dentro de tu presupuesto, pero si no es así, no dudes en consultarnos de qué manera podemos facilitarte un crédito online con facilidades de pago personalizadas.