Día de la Madre: 10 planes para que este año sea diferente

Día de la Madre

El próximo 7 mayo se celebra el Día de la Madre. Esa jornada destinada a que como mínimo una vez al año, mimemos, cuidemos y sorprendamos a nuestra madre. Porque madre no hay más que una y probablemente como la tuya, ninguna. Desde Kredito24 queremos ayudarte, proponiéndote 10 planes para que este año celebres un Día de la Madre diferente.

Planes para el Día de la Madre

  1. Llévatela a una sesión de ictioterapia: ¿Ictio… qué? Pues ni más, ni menos, que un tratamiento para los pies. Concretamente, consiste en una limpieza de los pies hecha con (o por) unos peces de origen turco llamados Garra Rufa. Solo hay que sumergir los pies en un recipiente lleno de agua y varios ejemplares de este tipo de peces y relajarse. Su duración es de 15 a 30 minutos y los precios varían dependiendo de dónde se haga; se pueden encontrar sesiones por 15 euros y otras por casi 40 euros.
  2. Invítala al ballet (o al teatro, o la ópera): El mismo domingo 7 de mayo se puede disfrutar en Madrid, en los Teatros del Canal, de una representación de ‘Cascanueces’ a cargo del Ballet Nacional de Cuba, a partir de 36 euros.
  3. Sorpréndela con un partido de tenis… en vivo. Entre el 5 y el 14 de mayo se celebra el Open de Madrid en la Caja Mágica de la capital, poniéndote en bandeja la oportunidad de ver en acción, y en vivo y en directo, a tenistas de la talla de Andy Murray, Novak Djokovic, Rafa Nadal o Jo-Wilfred Tsonga, por citar algunos. Y si el tenis no es lo de tu madre (o lo tuyo), siempre te quedarán el fútbol o el baloncesto (hay madres para todos los gustos). Cualquier competición es buena para sentir la emoción del deporte in situ.
  4. Prepara una escapada sorpresa de fin de semana: A una casa rural o una casita en la playa. O a alguna ciudad monumental o a una urbe europea. El único objetivo es que descanse, desconecte y se divierta. Puedes organizar un fin de semana en Londres, Roma, París o Berlín, o en un parador con encanto. Si no te apetece gastarte tanto, busca una casa rural (a ser posible con jacuzzi) o un hotelito en la playa. Un sitio donde tu madre vaya a pasear, comer y dormir. Nada más.
  5. Invítala a un curso de cocina nikkei: La nikkei es una mezcla de cocina japonesa y peruana, consecuencia del movimiento migratorio que hubo de Japón a Perú a principios del siglo XX. Es decir, mezcla algas y salsa de soja con papas y pisco, tartar de atún con quinoa y tiene una receta de plátano en tempura. Suena bien, ¿no? En Madrid puedes encontrar cursos de cocina nikkei de un día en Kitchen Club (en los que después cenarás los platos que has preparado) por 70 euros, y en Barcelona en Aula Gastronómica por 75 euros, por citar un par de ejemplos, pero hay más. El único inconveniente con el este plan es que tendrás que trasladar el Día de la Madre a otro que no sea el 7 de mayo, puesto que estos servicios no suelen estar operativos en domingo.
  6. Mándale el desayuno a la cama: Envíale a casa un buen desayuno, para que en su día pueda disfrutarlo en la cama, sin haber tenido que levantarse antes a prepararlo. Si vives en Madrid o Barcelona el abanico de empresas que se dedican a estos menesteres es mucho más amplio que si resides en una ciudad más pequeña. A pesar de todo, una simple búsqueda en Google te abrirá todo un mundo de posibilidades. Sobre todo, porque en la práctica totalidad de las empresas de desayunos a domicilio te dan la opción de diseñar tú mismo el desayuno favorito de tu madre. A partir de aproximadamente 30 euros puedes darle a tu madre la primera sorpresa del día (y puede que la mejor). Los Desayunos de la Abuela o Teledesayunos tienen servicio en todo el país.Día de la Madre_globo
  7. Dale un paseo… por las nubes: En TripAdvisor tienes información de contacto de empresas de paseos en globo que operan en casi todas las provincias de España. Puedes elegir entre sobrevolar ciudades o espacios naturales, a partir de 145 euros por persona en adelante. La experiencia suele incluir desayuno después del vuelo y un brindis con cava.
  8. Ir a caminar por las montañas: Si lo de volar no es lo suyo, siempre puedes preparar un picnic y pasar el Día de la Madre en alguna zona de montaña, alejados del mundanal ruido. Podéis hacer alguna ruta, caminando o a caballo, y/o practicar algún deporte, como piragüismo, trekking o incluso rafting, dependiendo de lo aventurera que sea tu madre.
  9. Ir a una cata de vinos o cervezas: Lo que viene siendo el típico aperitivo de los domingos, pero más cool. Se han puesto tan de moda, que no te supondrá ningún esfuerzo encontrar alguna que os quede cerca de casa. Y después, podéis ir a picar unas tapas o a daos un homenaje en un buen restaurante. Qué para eso es el Día de la Madre.
  10. Convierte en realidad uno de sus pequeños sueños: Averigua algo que siempre haya querido hacer y no aún no ha podido cumplir, y hazlo realidad en el Día de la Madre. Durante la ‘investigación’ puede que descubras algo que no sabías de ella, y por lo tanto te ayudará a conocerla y entenderla mejor, y para ella será un Día de la Madre inolvidable.
*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.