Haz estas 10 cosas y tendrás dinero extra a fin de mes

Dinero extra

“Final”,  “de” y “mes” suelen ser las tres palabras más temidas en muchísimas familias. Pese a que a desde el punto de vista macroeconómico el país está en fase de recuperación, lo cierto es que ésta parece ir más lenta en el ámbito de los hogares. Y es que hay datos oficiales que avalan esta tendencia, como el informe “Cuentas Trimestrales no Financieras de los Sectores Institucionales” del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondiente al segundo trimestre de 2017, que señala que “la tasa de ahorro de los hogares se estima en el 14,8% de su renta disponible, frente al 16,4% del mismo trimestre del año anterior”. Es decir, la capacidad de las familias para dotarse de una hucha  parece hacerse cada vez más difícil.

La tasa de ahorro de los hogares se estima en el 14,8% de su renta disponible, según un informe reciente del Instituto Nacional de Estadística

Dinero extra: ¿es posible?

Quizás sea tu caso y te veas habitualmente en la obligación de tratar de hacer auténticos ejercicios malabares con los ingresos que entran en tu casa para que el final de mes sea menos estresante o, simplemente, para poder afrontar en el futuro un gasto imprevisto o, ¿por qué no?, darte  algún que otro capricho.

Sin embargo, no está todo perdido, con voluntad y un poco de ingenio. A continuación te contamos 10 cosas que puedes hacer para ahorrar o para conseguir dinero extra:

  • Diversifica los lugares donde haces la compra: Si en tu barrio hay varios supermercados o hipermercados trata de sacar tiempo para comparar precios y así, no tener que realizar la compra para llenar la despensa en un único establecimiento. Para ello son muy útiles los folletos con ofertas (2 por 1, por ejemplo) que habitualmente encuentras en el buzón y que suelen acabar en el cubo de la basura. Así podrás planificarte y lograr pequeños ahorros que, a lo largo del año pueden suponer una cantidad de dinero interesante.
  • Utiliza los cupones descuentos: Tanto en tu buzón como en algunos productos que adquieres, seguro que hay algún que otro cupón de descuento para próximas compras. No pienses que guardarlos es una pérdida de tiempo, también te pueden aportar dinero extra a final de mes.
  • Planifica tus compras y gastos: Una buena opción para ahorrar es prepararte a comienzos de mes un presupuesto en el que reflejes, además de los ingresos, los gastos fijos de tu hogar (electricidad, telefonía, agua, etcétera) y las compras previstas para llenar la despensa. Y a la hora de ir a comprar, hazlo con una lista previa. Ello te permitirá tener claro de qué gastos superfluos puedes prescindir y, así, saber que podrás contar con dinero extra  a final de mes. La diferencia entre ser un consumidor planificado o improvisador se acaba notando en la cuenta corriente.
  • No renuncies al táper: Si por tu trabajo, te ves obligado a comer fuera de casa, una buena opción para ahorrar es llevarte la comida preparada. El coste diario es muy inferior al del menú más económico que puedas encontrar en los restaurantes y cafeterías de tu entorno laboral. Y si sumas, a final de mes, la cantidad de dinero que habrás podido guardar, sí que será suculenta.
  • Dúchate en lugar de bañarte: ¿Sabías que si te duchas gastas una cuarta parte del agua que requiere un baño? Por no hablar de que el agua caliente supone algo más del 25% de lo que consume una vivienda en energía. Así contribuirás a reducir el importe de tus recibos de la luz y el agua.
  • Ahorra con la colada: También podrás conseguir dinero extra si, a la hora de hacer tus coladas, esperas a contaDinero extrar con ropa suficiente para llenar la lavadora. Podrás ahorrar en la factura eléctrica, en el recibo del agua y, por supuesto, en detergente y suavizante.
  • Desenchufado, mejor que el standby: Seguro que en tu casa cuentas con aparatos tales como un televisor, una consola de videojuegos, una cadena de música, un módem o un ordenador (portátil o de sobremesa). Todos ellos cuentan con un botón de encendido y apagado que permiten tenerlos enchufados a la red eléctrica aunque no los estés utilizando. Sin embargo, cuando están apagados, en stand by, si te están costando dinero, en torno al 7% de tu factura eléctrica. Es lo que se denomina “consumo fantasma”.
  • Evita el coche para trayectos cortos: Si en lugar de utilizar tu vehículo privado para todo, prescindes de él para trayectos cortos y vas andando o en transporte público, a final de mes lo notará tu cartera.
  • Compras on line: Las compras -no sólo de productos alimenticios, sino también de ropa, complementos o electrodomésticos- te pueden resultar más baratas si los realizas a través de internet. Hay muchas páginas web donde puedes encontrar de todo y a precios más competitivos que los de las tiendas físicas.
  • ¿Tienes el mejor contrato de teléfono o internet?: La competencia entre las compañías de telecomunicaciones hace que en el mercado puedas encontrar planes de precios mejores que los que disfrutas actualmente.

Si sigues algunos o todos estos consejos y aún así te surge un imprevisto y necesitas dinero de forma urgente, una opción disponible son los créditos rápidos online. Infórmate en Kredito24.es

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.