13/05/2015

Drones en el ámbito privado: ¿cómo y cuándo utilizarlos?

Los drones, vehículos aéreos no tripulados y dirigidos por control remoto, han llegado para quedarse en nuestras vidas. Y aunque nacieron con un objetivo puramente militar, en la actualidad han sobrepasado ese uso y se emplean para grabar actividades cotidianas que, hasta la fecha, parecían inimaginables. Algunas de ellas son los eventos o las celebraciones familiares como las bodas, comuniones que ahora en este mes de mayo proliferan, y hasta fiestas de cumpleaños, donde se están poniendo muy de moda. Su principal atracción consiste en que estos aparatos son capaces de captar imágenes exclusivas que hasta ahora, por razones puramente logísticas, no se podía obtener.

Aunque son muchos los que los usan por puro hobby y en el ámbito de lo privado, la mayoría desconoce la regulación que existe a este respecto que, aunque prácticamente inexistente, incluye algunas limitaciones. Así, por ejemplo, no está permitido el uso de aeronaves pilotadas por control remoto con fines comerciales o profesionales, ni para realizar actividades consideradas trabajos aéreos. Sin embargo, las últimas leyes, que datan de julio de 2014, dejan lagunas al respecto, por lo que en próximas fechas se espera que se aborde nuevamente este tema ante el cada vez más habitual uso de estos aparatos.

A expensas de lo que se legisle en los meses próximos, algunas empresas están en la actualidad ofertando servicios basados en la captación de imágenes a través de estos aparatos. La idea es que se utilicen para realizar reportajes de todo tipo de eventos, a través de un servicio que garantice la cobertura de esa celebración con perspectivas que nunca antes habían sido tomadas y exclusivas de cada acto. Además, algunas van más allá, y ofrecen también la alternativa del vídeo con grabaciones en alta definición. Asimismo y utilizando estas nuevas tecnologías, otras ya piensan en nuevas funcionalidades y abren una nueva posibilidad con la opción de emitir en streaming lo que el dron graba si se cuenta con un router wifi.

Algunos inconvenientes

Se trata de una gran idea que, sin embargo, tiene sus inconvenientes. Y es que la grabación, según la legislación vigente, sólo se puede realizar si la celebración se produce en un espacio abierto. Además, pagar por ello no es especialmente barato, pues al no haber una tarifa estandarizada al respecto las empresas que se dedican a esta actividad cobran cantidades que oscilan, según las previsiones, entre 500 y 1.000 euros. No es una cantidad excesiva, pero si se une a los gastos extras que supone todo lo que implica una celebración, contratarlos puede suponer un problema para llegar a fin de mes. Es por ello que muchos optan por solicitar un crédito evitando que la celebración se coarte de algunas de las cosas que sus celebrantes han deseado.

Sin embargo, estos vehículos aéreos cuentan con un hándicap más. drones-imágenes bodaY es que otro de los aspectos que mucha gente desconoce es que para pilotarlos hay que estar realmente capacitado, ante el riesgo que esto supone.

Es en este punto en el que se hace necesario alertar ante el uso indiscriminado de estos aparatos por personas no capacitadas, que ya ha provocado algún que otro susto como el que se produjo en julio de 2014, durante la celebración de un triatlón en Australia, en la que un dron cayó sobre la cabeza de una corredora y le causó heridas de diversa consideración. El piloto resultó ser un aficionado que se ofreció a grabar la carrera y que no tenía conocimientos previos del manejo del dron.

Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Solicita tu préstamo