¿Es el hipermercado la mejor opción para hacer la compra?

hipermercado_1

El habitante de una gran ciudad visita cada vez menos las pequeñas tiendas, dando preferencia al hipermercado y las grandes superficies. De hecho, para poder comprar todos los productos en un solo lugar, ahorrando mucho tiempo, el hipermercado es lo más conveniente. En ellos la gama de productos es muy extensa y a menudo pueden permitirse oferta que los pequeños comerciantes no.

Sin embargo, visitar los hipermercados supone a menudo la adquisición de una serie de productos que inicialmente no se planeaban comprar y ni siquiera se necesitaban. Y es que estos comercios están organizados de forma que van más allá, incluso atendiendo a factores psicológicos del comprador.

Y es que en los hipermercados se selecciona todo: el diseño de los productos, la escala de colores, la iluminación e incluso la música. Todo está hecho para asegurar que el cliente que fue a la tienda compre tanto como sea posible.

En este punto hay que pensar en cómo proteger las finanzas personales ante el “efecto hipermercado”. ¿Cómo ir a la compra sin dejarse el sueldo del mes? Vamos a darte algunas recomendaciones simples, pero efectivas para evitar dejarte la cartera.

  • Ve siempre con la lista de productos que necesitas escrita de casa.
    Ahorrarás. Si sólo tomas de las estanterías del hiper únicamente lo que está en tu lista lograrás reunir dinero. ¡Pruébalo! Lo notarás desde la primera compra.
  • Usa las ofertas razonablemente.
    Si el producto está en tu lista, cómpralo a un precio mejor. Siempre hay ofertas disponibles de 2×1, 3×2 o incluso compra uno y llévate el siguiente a mitad de precio. Si el producto está en la lista, por qué no aprovechar este tipo de ofertas.
  • No te dejes llevar por las ofertas si no necesitas el producto.
    Por mucho que te llame la atención el descuento, si no está en tu lista de la compra, no te lo lleves. Es un error dejarte llevar por las pegatinas y carteles en rojo en esta ocasión. Piensa simplemente que no lo necesitas, por lo que sería un gasto innecesario.
  • No uses el carrito sino una cesta.
    Con este truco no podrás llevarte una cantidad excesiva de productos. Una canasta pesada es más difícil de mover por la tienda. Esto significa que tomarás rápidamente todo lo que necesitas e irás a la caja evitando comprar más de lo necesario.
  • Visita el hipermercado después del desayuno o el almuerzo.
    Y si prefieres por la noche, ve al supermercado solo después de la cena. Una persona que siente hambre siempre compra más que la que ya ha comido algo.hipermercado
  • No compres artículos ubicados en la zona de la caja.
    A menudo colocan productos a precios inflados alrededor de la caja. Más del 20% de las ganancias de una cuenta de grandes superficies provienen de compras realizadas cerca de la caja registradora mientras los clientes esperan su turno.
  • El producto más barato puede estar en los estantes inferiores. Busca ahí.
    A nivel de la vista se colocan los productos más caros (a menudo promocionados con publicidad). En los estantes inferiores se colocan los productos similares de otras marcas que pueden costar mucho menos, y que muchos clientes no perciben.
  • Usa tarjetas y cupones de descuento.
    De media te harán ahorrar hasta el 7% de los gastos. Los cupones también permiten ocasionalmente adquirir productos “gratis” con los que engordar tu compra sin vaciar el bolsillo.

Y recuerda, si te falta efectivo para acabar el mes, puedes solicitar un minicrédito, siempre teniendo en cuenta que lo debes devolver en 30 días. Controla con prudencia tus finanzas personales y ahorra para futuros imprevistos.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.