16/04/2015

¿Es el momento de comprar una vivienda?

2014 cerró el calendario económico con una ligera recuperación en la concesión de hipotecas y, como consecuencia, con una pequeña subida en la venta de viviendas. Hemos superado el primer trimestre de 2015 y ahora la pregunta del millón es: ¿atravesamos un buen momento para comprar una vivienda?

Los datos indican que los precios se han estabilizado y que existe una oferta interesante de viviendas para elegir. Sin embargo, a pesar de todo ello, la adquisición de una nueva casa es una decisión muy importante que debe tomarse después de hacer un balance de la propia situación económica y de la coyuntura concreta en la que nos encontremos.

Con la llegada de la crisis muchas nuevas familias se decantaron por el alquiler en lugar de la compra y, aunque esta opción es la preferida en muchos países europeos, en España no termina de echar raíces. Y es que la cultura de la vivienda en propiedad sigue manteniéndose fuerte en nuestro país, hasta el punto de que se estima que el 83 % de los españoles es dueño de su propia vivienda.

Para elegir bien y que la nueva vivienda no se convierta en un lastre, desde Kredito24 proponemos una serie de claves que estamos seguros que van a ser de utilidad para los futuros compradores.

Claves que tener en cuenta antes de comprar una vivienda

  1. Comprar vivienda en 2015Fíjate un presupuesto realista. Todos tenemos una imagen de nuestra casa soñada pero quizás no nos la podamos permitir, al menos, de momento. Los economistas recomiendan que la cuota hipotecaria que pagar para la adquisición del nuevo hogar no sobrepase un tercio de los ingresos familiares. Además debemos recordar que, al precio de la vivienda, hay que sumar los gastos de notario y de registro.
  2. Infórmate bien sobre las opciones de crédito. En función de tu situación económica puede interesarte pedir un tipo de crédito u otro. Debes valorar hasta donde llega tu capacidad de endeudamiento y hasta qué punto puedes recurrir a tus ahorros para adquirir una vivienda en propiedad. En el momento concreto que atravesamos, se observa que se conceden créditos mucho más moderados y sometidos a unas condiciones más duras, para asegurarse que la cuantía del préstamo va a ser devuelta.
  3. Sopesa tu situación laboral. Puede que en el momento actual puedas permitirte pagar la cuota hipotecaria a la que te vas a someter pero, si tu situación laboral no es todo lo estable que debería, puedes llevarte un buen susto en un futuro no muy lejano. Valora tus circunstancias profesionales y las del resto de miembros de tu familia antes de dar el paso.
  4. Delimita la zona en la que te interesaría comprar. La ubicación de una vivienda es uno de los factores más importantes a la hora de decidir, e incide de forma rotunda en el precio. Plantéate qué zonas te interesan y centra la búsqueda en esos puntos, teniendo muy presente la cifra límite que estás dispuesto a pagar por una casa en esa zona.
  5. Establece las características que debe tener la vivienda. Piensa en el número de habitaciones y de baños que necesitas, decide si la quieres con terraza o con zonas comunitarias, que incluya o no garaje y trastero, etc. Haz una lista con aquello que debe tener la casa elegida, de manera ineludible (los imprescindibles), y con los detalles con los que te gustaría que contara pero que pueden ser prescindibles (los deseables). Esta lista te ayudará a distinguir la mejor opción entre todas las propuestas que se te presenten.
  6. Busca en distintos portales web. Hoy en día, no es necesario salir de casa para buscar una nueva vivienda. Basta con conectarse a internet y navegar a través de los distintos portales inmobiliarios disponibles para encontrar docenas de viviendas que podrían interesarnos. Podrás concretar la zona, el tipo de vivienda, el número de habitaciones, el precio máximo que estás dispuesto a pagar, etc. y, en cuestión de segundos, encontrarás todo un abanico de posibilidades.
  7. Visita las viviendas que más te gusten. Nunca compres un inmueble sin haberlo visitado previamente. Las fotos que aparezcan en el anuncio pueden engañar, pero una visita presencial no. Aprovecha la cita para conocer a fondo la casa y las condiciones de venta. Mira bien cada una de las habitaciones, comprueba que todo está en orden y plantéale cada una de tus posibles dudas al propietario o promotor.
  8. Negocia el precio final. Antes de cerrar la compra puedes intentar negociar el precio final. Un descuento razonable podría rondar el 10 % del precio de la vivienda, aunque hay que valorar cada caso concreto y negociar siempre con sentido común.

En qué punto nos encontramos

Comprar casa en 2015El precio de la vivienda ha estado cayendo en picado desde el comienzo de la crisis, allá por el año 2008, pero parece que ya ha tocado fondo. Según afirman los especialistas en la materia, a lo largo de este año 2015 los precios se estabilizarán e incluso, en algunos casos, puede que empiecen a subir de forma moderada.

Es por todo ello por lo que podemos afirmar que 2015 es un buen momento para comprar una casa. Es más, si estás decidido a hacerlo, es mejor que lo hagas más pronto que tarde, pues todo indica que los precios y la oferta no resultarán más atractivos en los meses venideros.

Según Adolfo Ramírez-Escudero, presidente de la consultora inmobiliaria CBRE, pronto veremos el desarrollo de nuevas viviendas en las grandes ciudades, retomando así una línea de crecimiento que llevaba parada casi una década. Sin embargo, a diferencia de lo que veníamos viendo en años anteriores, no se va a promover la nueva construcción de manera especulativa, sino “como respuesta a una demanda real”.

Sea como sea, la situación del mercado inmobiliario no puede ser ajena a las circunstancias que le rodean. El elevado desempleo y el exceso de oferta –no olvidemos el elevado número de casas vacías que son resultado de la burbuja inmobiliaria- impedirán un rápido repunte de los precios y un crecimiento insostenible en el número de viviendas de nueva promoción.

Guardar

Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Solicita tu préstamo