Herencias: ¿qué diferencias hay entre comunidades?

Aunque haya quien pueda considerar lo contrario, recibir una herencia no es un regalo. Las sucesiones están gravadas en España con un impuesto cuyo importe depende mucho del lugar de residencia del fallecido. Y es que, aunque existe una regulación a nivel estatal en esta materia, el impuesto de sucesiones ha sido transferido por completo a las comunidades autónomas, que son las que establecen la normativa que regula el gravamen en cada territorio.

Así las cosas, veremos que existen diferencias abismales entre recibir una herencia en una comunidad autónoma o en otra, del mismo modo que encontraremos diferencias en función de la edad del heredero, del parentesco con la persona difunta, del tipo de bienes que se leguen…

A continuación, en Kredito24 estudiamos estas diferencias y vemos en qué comunidades se paga un impuesto mayor o menor al recibir una herencia y cómo podemos hacer para pagar menos a la hora de heredar.

¿En qué comunidad se paga menos por una herencia?

Algunas comunidades autónomas han establecido una serie de bonificaciones que reducen de manera muy significativa el impuesto de sucesiones. Es el caso de la Comunidad de Madrid, Cantabria o La Rioja, en donde la bonificación alcanza el 99 % del gravamen cuando éste hace referencia al ámbito familiar más directo (es el caso del cónyuge y de los hijos). Con esta medida, los herederos solo pagan un tributo simbólico, que puede parecer insignificante si lo comparamos con la tasa establecida en otros puntos de España.

Muy cerca de estas comunidades nos encontramos a Castilla-La Mancha, en donde la bonificación está fijada en el 95 % del impuesto, o a Cataluña, comunidad en la que se aplica una bonificación en cuota por tramos, que va desde el 57 %  hasta el 99 %, según la cuantía de la base imponible.

Pero el caso más extremo lo encontramos en Aragón, donde los menores de edad que heredan hasta 3 millones de euros no tienen que pagar ni un solo céntimo por el impuesto de sucesiones.

¿En dónde se paga más por recibir una herencia?

Andalucía, Murcia y Asturias son las comunidades autónomas en las que se paga un mayor porcentaje en el impuesto de sucesiones. Se acercan más a la normativa estatal y, por tanto, son las más caras.

En Andalucía, cuando una herencia supera los 175.000 euros, se aplica el impuesto más alto, mientras que en el Principado de Asturias el límite se marca en los 150.000 euros de herencia. Por su parte, la Región de Murcia ha eliminado las deducciones y su nueva normativa establece un gravamen de hasta un 30 %.

¿Es mejor dejar herencia o donar en vida?

¿Es mejor dejar herencia o donar en vida?Visto el importante porcentaje del patrimonio que se pierde tras cumplir con el impuesto de sucesiones en ciertas comunidades autónomas, muchas personas se plantean donar sus posesiones en vida para burlar este gravamen. Sin embargo, ¿hasta qué punto merece la pena realizar esta maniobra?

Uno de los puntos clave que debemos considerar es el que hace alusión a los costes fiscales. Como cualquier traspaso de bienes de una persona o entidad a otra, lleva consigo unas tasas, cuya cuantía dependerá, una vez más, de la comunidad autónoma pero también del valor de la donación. Eso sí, es importante tener en cuenta que, por lo general, las donaciones resultan más caras a efectos de tributación que las herencias.

Existen reducciones aplicables a la base imponible cuando la donación consiste en la vivienda habitual o en el dinero con el que los hijos van a comprar su primera casa. Sin embargo, cuando éste no es el caso, las cosas cambian.

El Consejo General de Economistas pone el ejemplo de una persona de 30 años que recibe 800.000 euros de los padres en metálico. Si vive en Andalucía o en Asturias, deberá pagar los impuestos más caros: 208.159 euros y 205.920 euros, respectivamente. Tampoco se quedará atrás si reside en Cantabria, Castilla y León, Extremadura, o La Rioja, en donde tendría que pagar una tasa de 200.122 euros, o en Aragón, en donde el gravamen asciende a 177.706 euros. Las comunidades en donde la carga fiscal por donaciones es más barata son Canarias (200 euros en nuestro ejemplo) y Madrid (2.000 euros).

Además, para poder hacer una donación formalmente es obligatorio acudir a un notario para realizar una escritura pública que evite futuros conflictos después de que muera el donante, lo cual no deja de suponer más gastos.

¿Qué diferencias hay entre una herencia y una donación?

La principal diferencia que encontramos entre una herencia y una donación es que, cuando se formaliza una donación, se pierde la propiedad del patrimonio de inmediato, algo que no sucede con el testamento. En este último, la propiedad no cambia de titularidad hasta el momento del fallecimiento del propietario.

Además, en el caso de la herencia, siempre cabe la posibilidad de escribir un nuevo testamento que anule los efectos del anterior y que legue los bienes a otra persona. No sucede lo mismo en una donación: una vez que se cambia la titularidad, el nuevo propietario es quien tiene todos los derechos.

3 consejos para pagar menos al recibir una herencia

3 consejos para pagar menos al recibir una herenciaEstos son nuestros consejos para pagar menos impuestos y ahorrar tiempo y dinero a la hora de recibir una herencia:

  1. Convertir la casa heredada en vivienda habitual. Cuando una vivienda habitual se transmite con el mismo fin, los herederos pueden beneficiarse de exenciones de hasta el 99 % y apenas pagar impuesto. Para poder acogerse a esta bonificación, la persona que hereda no podrá vender la casa durante los diez años siguientes a la fecha de la sucesión.
  2. Seguros de vida. Las primas recibidas por los seguros de vida se pueden utilizar para atomizar el reparto de la herencia y romper así la progresividad del impuesto de sucesiones.
  3. Transmitir el patrimonio a través de una empresa familiar. Cuando existe una empresa familiar, ésta puede emplearse como vía para minimizar el impacto fiscal de una herencia, redirigiendo el patrimonio del testador al negocio. Para ello es necesario cumplir con una serie de requisitos, como que se trate de una empresa regulada, con al menos un empleado y con actividad económica.

Guardar