¿Por qué varía el interés en la hipoteca variable?

hipoteca variable

Una de las firmas más importantes en la vida de una persona es sin duda la que estampa a la hora de contratar una hipoteca. Un producto financiero que suele acompañar a los españoles durante varias décadas y que nunca falta a su cita mensual entre los gastos de un hogar. El pago de la mensualidad puede traer algún que otro quebradero de cabeza en los momentos que la economía familiar está más achuchada, y es difícil, o casi imposible, deshacerse de ese miedo a perder la vivienda si no se cumplen con los plazos. Por ello, a la hora de contratarla hay que tener muy claro cuáles son las condiciones de una hipoteca variable y cuáles las de una fija.

En este caso nos centraremos en la hipoteca variable y en uno de los factores determinantes en ella, el interés. Seguro que más de una vez te has preguntado por qué varía el interés. Veníamos de un 2019 en el que el tipo medio de los nuevos préstamos se situó en el 2,56%, el más bajo de la serie histórica.

Sin embargo, en el 2020 ha subido y la principal causa va ligada a una palabra que seguro resuena en tu cabeza desde el mismo momento en el que decidiste comprarte una vivienda e hipotecarte para pagarla: Euribor. La mayoría de este tipo de préstamos en España tiene como índice de referencia el Euribor y los bancos fijan periodos, en el caso de una hipoteca variable, en el que se revisa dicho índice, y en base a los cambios que haya sufrido se modifica la cuantía de lo que se paga. Esto puede significar tanto una subida como una bajada en la cuota.

Lo que ha subido una hipoteca variable

hipoteca variableDesafortunadamente, la hipoteca variable que se haya revisado en los últimos meses ha visto como aumentaba el interés ya que la medida para abril del Euribor subía hasta el -0,108%, frente al -0,265% que marcó en marzo. Se acerca así hasta el terreno positivo, un lugar en el que no se encuentra desde 2016. Lo usual es que la hipoteca variable se firme al Euribor + un tanto por ciento fijado por el banco, que por lo general ronda el 1%. Si se toman en cuenta estos datos y se aplican a una hipoteca media en España, 150.000 euros a 30 años con un diferencial de Euribor +0,99%, la subida, de haberse realizado la revisión en abril, sería de 5,29 euros mensuales, lo que supone 63,48 euros al año.

Como el Euribor todavía en negativo, una hipoteca variable sigue siendo la más contratada por los consumidores, que además juegan con el comodín de que si el índice de referencia sigue subiendo y acaban pagando mucho más que ahora, siempre pueden cambiarse a  una fija gracias a que la nueva Ley Hipotecaria ha facilitado y abaratado este trámite.

Hay meses que un gasto inesperado o una reducción de tus ingresos te hacen difícil afrontar la cuota de la hipoteca. Para esos momentos en los que necesitas un préstamo urgente que te permita hacer frente a los pagos puedes recurrir a Kredito24 y tener el dinero cómodamente y en poco tiempo en tu cuenta bancaria.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.