Los disfraces baratos para Carnaval más originales

disfraces_Carnaval

El Carnaval está a la vuelta de la esquina. Y como, aunque no lo parezca, febrero puede ser igual o peor que los estragos de la cuesta de enero, en Kredito24 te damos más de diez ideas para que no te gastes ni un céntimo de más y consigas los disfraces baratos para Carnaval más originales.

Como es de prever, tras un año nefasto para la música y el cine, se espera un Carnaval lleno de David Bowie, Prince, George Michael, Carrie Fisher… Disfraces que se hacen imitando una imagen icónica de las tantas que pululan por Internet de alguno de los fallecidos. Pero en nuestra selección no podíamos dejar de incluir a la princesa más guerrera de toda la galaxia.

Princesa Leia: Sólo necesitamos una sábana blanca, un cinturón y algo que permita imitar el característico pelo, ya sean un par de panes, un par de trenzas falsas o las tapas redondas y negras de dos tupper. Todo vale.

Darth Vader y los soldados imperiales: Continuando con la saga de ‘La Guerra de la Galaxias’, estos dos disfraces se presentan sencillos de hacer y a la par baratos. Por supuesto puedes comprarte trajes fabricados para la ocasión, pero será menos divertido y probablemente más caro. Lo que está claro es que en ambos casos nos tocará adquirir una máscara, pero ésta disfraz_carnaval_leiano tiene porqué suponer un descalabro para nuestro bolsillo. Todo depende lo que queramos, claro. Por lo demás, y en función del personaje, el resto es pan comido: buscaremos en nuestro armario un outfit totalmente negro (Darth Vader) o blanco (soldado imperial) –esto último puede ser más difícil–, y complementar en el caso del primero con una tela negra que nos haga de capa, y con lazos negros y cartulina los detalles del uniforme de los segundos. Un disfraz cómodo y muy recomendable para un grupo, en el que además puede tener también cabida la princesa Leia.

Niños de ‘Stranger Things’: ¿Qué? ¿qué no has visto la serie de moda? Ya estás tardando. Y además son disfraces facilísimos de hacer. Si no sabes por quien decidirte, en Kredito24 apostamos por Dustin, el desdentado que nos ha robado el corazón.

Jack, de ‘El Resplandor’: Necesitas una cartulina o similar, que prepararás para que sea un puerta atravesada por tu cabeza, una camisa de cuadros, una chaqueta marrón y un hacha de plástico. Y ¡voilà!

Medusa: Con un paraguas transparente y tiras de plástico pegadas en su bordes, de forma que cuelguen de el, ya tienes disfraz. Luego solo tienes que vestirte de un solo color, si fuera nude mejor que mejor, pero un rosa, un negro o un blanco también le pueden ir bien.

Mesa. Más incómodo, pero muy fácil: recorta un cartón duro y has un agujero para meter la cabeza. Usa una tela de cuadros a modo de mantel y haz el mismo agüero que al cartón. Después, pega encima platos, vasos y cubiertos de plástico, y servilletas si quieres también. Ponte unas flores en la cabeza y pinta la cara del color que te apetezca, siempre y cuando parezca un jarrón. Listo.

Haima: Volvemos al mundo paraguas, pero en esta ocasión no bastará con tiras de plástico colgando de el; esta vez tendrás que hacerte con un trozo de tela (a ser posible del mismo color del paraguas), que unida a la cúpula te cubra hasta el suelo. Quedará perfecto con cuatro detalles para decorar tu haima, tipo un tira dorada que distinga el ‘techo’ de las ‘paredes’ y algún adorno más. Recuerda dejar una abertura en la tela que haga de entrada. Sin duda, un disfraz que garantiza mucha privacidad.

Hombre/mujer invisible: Cierto que aquí hay que tener un poco de maña para crear un artilugio con alambre gorda que nos permita colocar una peluca o una gorra, con unas gafas, por encima de la cabeza, pero por lo demás, basta con un jersey o una camiseta amplia (en la que puedas hacer un agujero para ver). Otra opción es vendarse la cara y poner gafas, a lo ‘El hombre invisible’ de H.G. Wells.

Momia: Ármate de paciencia y ten buenas provisiones de gasa en rollos y esparadrapo. Enróllate en gasa de pies a cabeza. Ya está.

Otros disfraces divertidos y súper fáciles de hacer en casa son de Clarc Kent transformándose en Superman (meter una camiseta con el logo del superhéroe debajo de un traje y llevar la camisa abierta), de bolsa de basura (mallas negras, jersey negro de cuello y meterse en una bolsa de basura, con agujeros para las piernas y los brazos, que podemos rellenar de papel o algodón y atarla a la altura del cuello), o de caramelo (muy parecido a la bolsa de basura, pero aquí necesitaremos un papel brillante, con agujeros solo para los brazos, que frunciremos por debajo de la cadera y sobre los hombros –con cuidado de dejarlo casi igual en los extremos–. Bueno, bonito y barato.