14/10/2015

No tires tus viejos muebles, ¡recíclalos y ahorra!

En años de estrecheces como los que hemos vivido en esta última época en España se agudiza el ingenio, y lo que antes se solucionaba con una visita rápida al centro comercial de turno, hoy ya no es una decisión tan baladí y muchas personas deciden optar por otro tipo de opciones a la hora de gastarse su dinero. Los talleres de reparación o de reciclaje han crecido exponencialmente desde el ya, casi lejano, 2007. De la misma manera también se ha visto un repunte en lo que a tiendas de venta de enseres de segunda mano, llegando incluso a un 20% de crecimiento en lo que a ropa usada se refiere, un mercado que no había sido históricamente muy recurrente para los españoles.

Sin embargo, el mercado del mueble de segunda mano es uno de los que más se ha incrementado. Y es que a España ha llegado la cultura de la restauración de muebles antiguos, y no tan antiguos, para poder adaptarlos a los nuevos tiempos y modas y que puedan, de esta manera, cubrir las nuevas necesidades decorativas. Reciclando los muebles antiguos y ofreciéndoles ese toque decorativo moderno y diferencial podemos crear a partir de la mesa que teníamos en nuestra casa del pueblo olvidada en el trastero, un moderno producto rústico que concuerde perfectamente con nuestra nueva cocina.

Pero, ¿qué hacer a la hora de reciclar tus muebles?

  • Pero ¿Qué hacer a la hora de reciclar tus muebles?Darles un toque de color moderno-. Al ser muebles antiguos ya habrán perdido su color original, por lo que es conveniente dotarlos de un colorido nuevo que esté acorde a la nueva decoración de nuestra casa. Lijando las imperfecciones anteriores y aplicando la nueva tonalidad conseguiremos un aspecto completamente renovado de un mueble que creíamos inútil.
  • ¿La madera ha pasado de moda? Dales un toque metálico-. Cambiales el barniz típico por una pintura con un tono metálico. La decoración industrial está en boga y, de esta manera, no tendremos que optar por adquirir todos nuestros nuevos muebles.
  • Sustituir la tapicería-. Todos estamos cansados de la vieja tapicería y con un simple cambio de la tela por otra de un color o textura más acorde a la tendencia actual conseguiremos un mueble nuevo y moderno.
  • Darle a los muebles antiguos, nuevos usos-. Es posible buscarle usos diferentes a nuestros muebles viejos. Con unos pequeños cambios podemos utilizar por ejemplo una silla antigua, de esas que nuestras abuelas tenían en sus casas y que parecían el único modelo vendido en las tiendas de la época, como un galán de dormitorio con estilo. En definitiva es buscarle utilidades que conjuguen la nueva moda con el uso diario.

Se trata de ahorrar utilizando el ingenio y, de esta manera, apoyar en la lucha contra la destrucción del medioambiente, por una parte, y de nuestro bolsillo, por la otra. Evitar pedir un préstamo, por ejemplo, para una reforma de la decoración, cuando con lo que tenemos ya en nuestra casa es suficiente para crear un hogar acogedor.

Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Solicita tu préstamo