18/02/2016

Préstamos de menos de 200 euros: ¿son fiables?

A menudo, cuando pensamos en créditos y préstamos personales, nos vienen a la cabeza cifras importantes de dinero. Sin embargo, esto no tiene por qué ser así necesariamente. Y es que los imprevistos económicos no siempre vienen en números grandes, a veces nos sorprenden con pequeños gastos que llegan en el momento menos oportuno y se hacen imposibles de sobrellevar.

Una avería en casa, una ligera subida en una factura con la que no contábamos, material escolar o de oficina que debemos reponer sin falta, una visita urgente al dentista… Cuando menos lo esperamos pueden surgir gastos inesperados que no nos dejan llegar sanos y salvos a fin de mes, a los que podemos plantar cara solicitando un préstamo inmediato.

Los préstamos de menos de 200 euros no se consideran créditos al consumo y, por lo tanto, no están regulados como tales. Por este motivo es importante buscar una compañía de créditos rápidos fiable, que nos ofrezca todas las garantías.

En este post te explicamos las particularidades de los préstamos personales y de los préstamos al consumo y te mostramos cómo puedes solicitar el tuyo con total confianza y recibir el dinero que necesitas en tu cuenta corriente en cuestión de horas.

¿Qué es un préstamo personal?

El préstamo personal es un producto financiero que permite al cliente recibir una cantidad concreta de dinero a cambio del compromiso de devolverlo, en el periodo de tiempo que se decida, junto con unos intereses.

Los créditos personales no suelen ser de un importe elevado y, a menudo, se destinan a la compra de bienes y servicios de consumo (por eso se les llama también créditos de consumo). Por su parte, se les denomina ‘personales’ porque el solicitante establece como garantía de pago sus propios bienes –presentes y futuros-, y por eso las entidades financieras suelen solicitar documentos que acrediten sus ingresos: nóminas, declaraciones juradas de patrimonio, etc.

Como el cliente no compromete de forma particular ningún bien en concreto (con los préstamos hipotecarios, por ejemplo, se suele poner la vivienda como aval), la tramitación de este tipo de préstamos es bastante ágil y sencilla, y permite solicitar tanto cifras pequeñas de dinero como cuantías más altas.

Una regulación especial para los créditos al consumo

Entre los préstamos personales encontramos una categoría que tiene una regulación especial: los llamados créditos al consumo. Se rigen por la ley de contratos de crédito al consumo, que se aplica a los contratos en los que una entidad concede un préstamo de un mínimo de 200 euros a un cliente, bajo la forma de pago aplazado.

La ley incide en las actuaciones previas a la contratación del crédito y regula, en concreto, toda la información que ha de figurar en la publicidad, en las comunicaciones comerciales y en los anuncios de ofertas que se exhiban en los locales comerciales de las entidades financieras.

Además, establece una lista con las características del crédito sobre las que la entidad está obligada a informar por escrito antes de que el cliente firme el contrato, y exige que la compañía explique con detalle las consecuencias económicas que tendría el hecho de no atender las cuotas o de retrasarse en el pago. De esta forma, el cliente se podrá hacer una idea fiel de las repercusiones que tendrá el contrato en su situación personal y financiera.

Sin embargo, todas estas medidas quedarán excluidas cuando hablamos de créditos de menos de 200 euros. Por este motivo debemos tener especial cuidado a la hora de contratar un préstamo de una cuantía inferior y buscar una compañía que ofrezca claridad y transparencia en todas y cada una de las transacciones.

Kredito24: préstamos sin papeleos ni letra pequeña

Kredito24: préstamos sin papeleos ni letra pequeñaLos préstamos rápidos de Kredito24 suponen la forma más rápida y segura de obtener en tu cuenta bancaria el dinero que necesitas, sin papeleos y sin gastos ocultos. Hablamos de unos créditos que se basan en la confianza mutua, por lo que la cuantía que se puede solicitar va aumentando una vez que se ha devuelto el primer préstamo.

Se trata de una clase única de mini-créditos, que no se pueden conseguir a través de los bancos tradicionales, que prestan cantidades más grandes de dinero a devolver en periodos más largos de tiempo. En Kredito24 podrás solicitar desde 75 a 750 euros (500 euros en el caso de los nuevos clientes) y devolverlos entre 7 y 30 días, en el plazo que tú decidas.

Además, aunque pidas menos de 200 euros, podrás hacerlo con total tranquilidad porque todos los costes y honorarios están claros desde el principio. En todo momento sabrás cuánto tienes que pagar al final, sin costes inesperados o letra pequeña. Y si, por cualquier motivo, quieres devolverlo antes de que venza el plazo acordado, en Kredito24 podrás hacerlo sin apenas coste adicional (tan solo un 0,5 % de comisión).

¿Cómo puedo solicitar un préstamo de menos de 200 euros?

Puedes confiar en Kredito24 para conseguir la liquidez que necesitas para afrontar esos pequeños o grandes gastos inesperados y llegar a fin de mes. El proceso para obtener el dinero que necesitas es tan sencillo como seguir estos cinco pasos:

  1. Selecciona la cantidad de dinero y el plazo en el que quieres devolverlo. Podrás pedir desde 75 a 750 euros, y devolverlos en un periodo máximo de un mes. Sólo tienes que entrar en la página web de Kredito24, marcar tu combinación en el simulador de créditos rápidos y hacer clic en ‘Solicitar un crédito’.
  2. Rellena la solicitud. Completa el formulario online con tus datos personales. No te llevará más de dos minutos. De forma inmediata, el sistema decidirá si el préstamo ha sido aceptado o denegado y Kredito24 te lo comunicará mediante un SMS y un correo electrónico.
  3. Confirma tu número de cuenta. Verifica tu número de cuenta para asegurarte de recibir el dinero sin problemas. Podrás hacerlo a través de uno de los partners online de Kredito24 o enviándonos un justificante de tu cuenta bancaria.
  4. Tu dinero, en solo 15 minutos. Una vez que se ha aceptado la solicitud y se ha verificado el número de cuenta, solo tardarás unos 15 minutos en recibir tu dinero (si realizas la solicitud en fin de semana, puede producirse una demora de 24 a 48 horas).
  5. Paga de forma flexible. Devuelve tu crédito a través de Internet, gracias a la banca online, o bien mediante una transferencia ordinaria, ¡como tú prefieras!
Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Solicita tu préstamo