¿Prestar dinero o no prestar dinero? Todo lo que debes saber

prestar dinero

Siempre es complicado tomar esta decisión: prestar dinero o no prestar dinero. Y es que a menudo es muy difícil darle la espalda a un familiar o amigo cercano que necesita asistencia financiera, especialmente si no hay otras alternativas disponibles para ellos. En este post veremos algunos puntos que debes pensar antes de decidirte a prestar dinero. Esto es todo lo que debes saber.

No te apresures a prestar dinero

No tengas prisa en transferir el dinero o retirar efectivo de un cajero automático y dárselo así de fácil a la persona que te lo pide. Primero considera seriamente todas las opciones posibles. Las consecuencias pueden ser las más impredecibles e incluso tu relación con esta persona que te ha pedido dinero puede cambiar dramáticamente. Recuerda que es seguro prestar dinero solo cuando esta deuda está debidamente justificada por escrito. Los documentos deben confirmar el acuerdo por amabas partes sobre la transferencia del dinero en deuda. También se deben registrar las condiciones de la transferencia, el plazo de devolución, etc.

La garantía de devolución no existe

No hay garantías absolutas de que la persona a quien le vas a prestar el dinero te lo devolverá. Por supuesto, si tienes un acuerdo en papel (un contrato), puedes ir a juicio si la devolución no se produce, pero esto es una pérdida adicional de tiempo, esfuerzo y dinero. Teniendo todo eso en mente, puedes acceder a prestar solo las cantidades que no dañarán tu presupuesto y que puedes asumir con facilidad.

prestar dinero o no prestar dinero

Cómo reclamar el dinero

Si la deuda no ha sido pagada a tiempo, debes reclamarla hablando de forma transparente de la situación: tú prestaste una cantidad determinada con un plazo concreto de devolución. Tratar el tema va resultar difícil según la situación y la relación que se tenga con el prestatario/a, pero es importante reclamar el pago.

Cómo rechazar una petición

Si ya le has otorgado un préstamo una vez, entonces la otra persona puede tener la impresión de que estás en una buena posición financiera. Puede comenzar a acudir a ti de forma periódica una y otra vez, hasta que llegue al punto de que, sin devolver una cantidad, te pide una nueva. Es importante aprender a rechazarlo, de lo contrario te verán como una fuente adicional de dinero.

Arriesgar la relación

Si alguien acudió a ti porque necesitaba dinero y tienes una relación fuerte con esa persona, piénsalo dos veces antes de aceptar. Ambas partes perderán mucho menos si simplemente se rechaza un préstamo, citando la falta de dinero u otra razón. Si la persona en la que confías no te devuelve el dinero a tiempo, lo recordarás para siempre y nada volverá a ser igual en la relación.

Oficializar el préstamo

Si decides prestarle una cantidad significativa a alguien, asegúrate de completar dos documentos:

– Acuerdo o contrato de préstamo firmado por ambas partes.
– Recibo de la transferencia de dinero.

Idealmente los documentos deben ser certificados por un notario, para que tengan veracidad frente a un tribunal en caso necesario. Si por alguna razón no te decides a prestar dinero a esa persona que acude a ti para que le ayudes ante una dificultad económica, puedes aconsejarle que acuda a otras fuentes, como Kredito24 u otras empresas financieras online, donde podrá solicitar un préstamo urgente si cumple los requisitos para obtenerlo.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.