Qué es el Cashback y cómo conseguirlo en España

cashback_super

El cashback aterrizó en España a finales del pasado mes de septiembre de la mano de ING Direct, Día y las gasolineras Galp y Shell, tras varios años funcionando bien en otros países. Si eres uno de esos miles de españoles que han hecho las ‘inglaterras’, sabrás de lo que te estamos hablando. Si no, en el blog de Kredito24 te contamos en qué es el cashback: vas al súper a hacer la compra y a la hora de pagar, pides en la caja que te den dinero. Liquidez contante y sonante que procede de tu cuenta bancaria… si la tienes en ING Direct, claro. Si no, común mortal español, siempre te quedará el tradicional recurso del cajero.

El cashback llegó a España el pasado mes de septiembre de la mano de ING Direct, DIA y las gasolineras Galp y Shell y consiste sacar dinero al hacer la compra

Más aún: solo te podrás beneficiar del cashback si, según el diario online ’20 Minutos’, te encuentras entre los 1.678.000 clientes (de los 3,5 millones que tiene en total ING Direct) que tienen Cuenta Nómina y Cuenta Sin Nómina. Y además hay otra limitación importante: solo se podrán sacar en tiendas entre 20 y 150 euros al día y un máximo de mil euros al mes. Aún así el cashback es sinónimo de dinero ya y sin comisiones.

Cómo y dónde tener cashback en el súper o la gasolinera

La opción de cashback tan extendida en el Reino Unido, donde raras veces no te preguntan por esta opción cuando vas a pagar tu compra con tarjeta, se presenta un tanto más compleja en España. Además de los requisitos y las restricciones antes citados, es imprescindible tener en el smartphone la aplicación Twyp Cash, que el banco neerlandés ya había lanzado unos meses antes para realizar micropagos, para poder sacar dinero al hacer la compra o repostar gasolina. Y tenerla asociada a tu cuenta bancaria, obviamente.

La segunda condición obligatoria es comprar algo (aunque sea un chicle) en alguno de los comercios autorizados. A saber: cualquier tienda del Grupo Día (en el cuál se encuentran tiendas propias de Día, La Plaza, El Árbol y Clarel, pero no las franquicias) y aproximadamente unas 700 estaciones de repostaje de Shell y Galp.

cashback_gasolinera

Al llegar a pagar a la caja, con la aplicación ya abierta, hay que informar a la persona encargada de que deseamos pagar a través de la app. Una vez elegida la cantidad, aparecerá en pantalla un código de barras, que será el que pase el empleado de la caja por el escáner, después de haber pasado la compra. El siguiente paso es que ambos cargos, el de la compra y el efectivo, se cargarán a nuestra cuenta y la tienda o gasolinera en cuestión nos dará el efectivo que hayamos solicitado.

Por qué y hasta cuando

La llegada del cashback a España es una consecuencia, según El Blog Salmón, de “la guerra de los cajeros”, en la que los clientes de ING Direct se vieron obligados a pagar comisiones en muchos cajeros donde antes era gratuito para ellos: principalmente toda la red 4B, en la que se encuentran Banco Popular y Banco Santander. Pero este último y La Caixa decidieron cambiar su política de comisiones hacia sus no clientes y empezaron a cobrar. La consecuencia fue que los clientes de ING perdieron la gratuidad en más de 5.000 cajeros automáticos. Y tras renovar acuerdos con otros bancos, ING Directo contraatacó con el cashback.

En el poco tiempo que lleva en funcionamiento, a priori con este servicio todo parecen ventajas, ya que el cliente se evita comisiones y obtiene dinero de forma cómoda, mejorando la imagen y la opinión que tiene del banco, mientras que por su parte DIA, Galp y Shell ven aumentadas sus ventas.

El cashback fue el contraataque del banco neerlandés a la guerra de los cajeros, por la que miles de clientes perdían su gratuidad al sacar dinero algunos de la red 4B

¿Se unirán otros establecimientos y adoptarán otras entidades bancarias la idea? Esa respuesta solo la tiene el tiempo. Por el momento, en Kredito24 hemos encontrado una opinión manifiesta en contra, la de Amparo Polo en el blog London Calling de ‘Expansión’, en el que señala: “En España, donde es difícil pasar por una calle donde no haya un cajero automático de tu banco -especialmente si es uno de los grandes- la idea del cashback puede tardar más tiempo en cuajar. O no cuajar nunca. ¿Por qué pedir dinero en el súper, si a un minuto podemos sacar lo que queramos sin tener que dar explicaciones?”

Eso, como ya hemos dicho, el tiempo lo dirá.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post