¿Qué es un fondo de emergencia y por qué necesitas uno?

Aunque nos guste ser precavidos con el dinero, nunca sabemos cuándo puede surgirnos un imprevisto que descoloque nuestras finanzas personales y ponga nuestra economía familiar patas arriba. Para evitar sobresaltos desagradables siempre es una buena idea contar con un fondo de emergencia, al que podamos acceder rápidamente para salir sin problemas del apuro.

En este post te contamos en qué consiste, te mostramos ejemplos en los que te puede ser de mucha utilidad y te explicamos por qué necesitas uno.

¡Es hora de revisar tus finanzas personales y empezar a ahorrar!

¿Qué es un fondo de emergencia?

Un fondo de emergencia es una cantidad de dinero que se reserva en una cuenta bancaria o depósito, a la que se tiene fácil acceso pero a la que solo se recurre en caso de emergencia o ante gastos inesperados que no podemos abordar de otro modo.

Su función es protegernos de todos esos imprevistos económicos que pueden dar al traste con nuestra planificación financiera, permitiéndonos salir indemnes sin necesidad de pedir ayuda.

En definitiva, un fondo de emergencia es un colchón económico compuesto por nuestros propios ahorros, al que únicamente recurriremos en caso de urgencia o verdadera necesidad.

¿Cuándo resulta útil un fondo de emergencia?

Estas son solo algunas situaciones en las que te puede ayudar un fondo de emergencia:

  • Pagar tu hipoteca o alquiler si te quedas sin trabajo.
  • Reparar una avería en tu vehículo.
  • Costear un tratamiento médico con el que no contabas.
  • Reponer un electrodoméstico estropeado.
  • Pagar una multa que descoloca nuestro presupuesto mensual.

¿Por qué es importante un fondo de emergencia?

Cualquiera de nosotros podemos encontrarnos, a lo largo de nuestra vida, con alguna de las situaciones que hemos descrito en el punto anterior y debemos estar preparados. Un fondo de emergencia nos mantendrá a salvo de las consecuencias negativas que traen consigo los imprevistos económicos y nos permitirá vivir más tranquilos y desahogados.

¿Cómo se prepara un fondo de emergencia?

¿Cómo se prepara un fondo de emergencia?Lo más recomendable es contar con un fondo de emergencia que pueda cubrir todos los gastos que nos puedan surgir a lo largo de, como mínimo, tres meses. De esta manera, si perdemos nuestro trabajo o si nos surge un gasto elevado que no podemos afrontar con el presupuesto mensual, tendremos ese dinero disponible y el tiempo necesario para empezar a poner soluciones sin necesidad de recurrir a terceros.

Para crear tu fondo de emergencia lo primero que deberás hacer es elegir el producto financiero en el que vas a reunir tu dinero. Puedes ingresarlo en una cuenta remunerada o también en un depósito a plazo fijo, siempre que no tenga penalización por cancelación. En cualquiera de los dos casos podrás disponer de tu dinero cuando quieras, de manera sencilla y sin obstáculos.

Una vez creada la cuenta, es el momento de empezar a ahorrar. Intenta dedicar, cada mes, alrededor de un 10 % de tus ingresos  a tu fondo de emergencia, para poder planificar esos gastos inesperados.

Y, lo más importante: ten paciencia y sé constante. Un fondo de emergencia no se construye de un día para otro, pero es un recurso de gran utilidad que bien merece un poco de esfuerzo por nuestra parte.

*Por favor ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.

Guardar