¿Qué es una aceleradora de empresas?

aceleradora de empresas

Una aceleradora de empresas es una institución o una compañía, pública o privada, que ayuda a empresas emergentes, mayormente startups, a arrancar su andadura empresarial. La relación entre una y otras no suele ser superior a 6 meses y se basa en un programa de convocatorias con un plazo de tiempo determinado.

A cambio del asesoramiento, financiación y demás conocimientos que reciben de la aceleradora de empresas, las startups y las compañías emergentes corresponderán con un porcentaje de los beneficios que obtengan en los años siguientes. Normalmente, se hace a través de acciones. Es decir, las aceleradoras de empresas invierten en un negocio en ciernes que luego les reportará beneficios. Apuestan por él.

Por su parte, los emprendedores reciben programas de Mentorización, Formación Intensiva, Educación Digital, Tutorización y una pequeña inyección económica por parte de la aceleradora.

Las aceleradoras de empresas invierten por un negocio que luego les generará beneficios

Además, los programas suelen finalizar con un Demo Day, una jornada que consiste en presentar los proyectos de los nuevos negocios a posibles inversores, por lo que las empresas inscritas a esos programas obtienen también contactos. En resumen, una aceleradora de empresas ‘acelera’ –como su propio nombre indica– el desarrollo en apenas meses de una compañía que sin la ayuda de estos programas tardaría en crecer años.

Funcionamiento de una aceleradora de empresas

Aunque nacieron ligadas al emprendimiento digital y tecnológico, las aceleradoras de empresas se están ampliando cada vez más a otros ámbitos. Según explican en Basepyme.es, “suelen mantener una inversión de un 5-10% del proyecto”, además de prestar otros apoyos, como:

acelerador de empresas 2

  • Sitio para trabajar: Espacio físico para desarrollar la actividad profesional. En caso de no ser necesario, los distintos equipos de startups se reunirán con la aceleradora de forma periódica.
  • Formación y asesoramiento: Dos aspectos fundamentales para precipitar el éxito de un emprendedor. Van de la mano, ya que el despegue de una compañía puede aletargarse si falla una de las dos. Y puesto que la aceleradora ha hecho una inversión de futuro en un emprendedor, proveerá los mejores profesionales que tenga a su alcance.
  • Sinergias: Bien a través de las reuniones de las startups con las aceleradoras de empresas o del espacio físico para el trabajo que las primeras proporcionan a las segundas, se acaba creando un espacio común en el que confluyen intereses y es posible para el emprendedor ampliar su red de contactos (Networking). Como consecuencia, se generan sinergias que pueden acabar redundando en el beneficio de las nuevas empresas.

Si está buscando una aceleradora de negocios, en Internet puede encontrar muchas. Wayra, de Telefónica; Lanzadera, de Juan Roig (el dueño de Mercadona) o Conector, de un grupo de inversores entre los que se encuentra Risto Mejide, son algunas de ellas. Aunque lo más difícil es dar con la aceleradora correcta, una que no abuse de su condición inicial de superioridad.

Por otra parte, si necesitas dinero para comenzar a dar a conocer tu negocio y que una aceleradora se fije en él, puedes plantearte optar a vías de financiación como créditos rápidos online, con los que podrás cubrir gastos de publicidad online, tan importante hoy día.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.