Qué son los Robo-Advisors

Robo Advisor

Dicho en pocas palabras, los Robo-advisors son asesores financieros online. Es decir, son un servicio de gestión de carteras y orientación económica en Internet; sin intervención humana alguna (más allá de la inscripción del usuario). Facilitan la creación de carteras de inversión personalizadas, previa inscripción en el sitio web que ofrece la prestación.

Los Robo-advisors funcionan mediante algoritmos, similares al que emplea Kredito24 para valorar la solvencia del solicitante de minicréditos, que crean un perfil del inversor único en cada caso. Para ello, el usuario deberá facilitar información económica propia a través de un sencillo cuestionario. Los datos que se solicitan están única y exclusivamente dirigidos a definir el nivel de riesgo y los objetivos de ahorro del cliente.

Básicamente, la función de un Robo-advisor consiste en dar respuesta a las necesidades del inversor, por lo que ha de ser capaz de adaptarse a las circunstancias y fluctuaciones del mercado. Según explican en Finanzas.com, las carteras creadas por este servicio suelen ser “básicas”, puesto que se componen de activos tradicionales. En este sentido, el diario habla de “combinaciones de acciones y abonos en forma de fondos de gestión pasiva”.

Robo-advisors: el origen

Los Robo-advisors son un ‘invento’ joven. Los primeros que se pueden considerar como tal, aparecieron en 2008. Los expertos señalan a la americana Betterment como la pionera. La tecnología (el software) existía anteriormente, pero estaba exclusivamente en manos de los asesores financieros. Betterment, que hoy mueve casi 4.000 millones de dólares en inversiones (1.000 millones más que su principal competidora, Wealthfront), habría sido la primera en ponerla directamente a disposición del usuario en esta fecha. No obstante, en España no empezaron a operar hasta 2014. Algunos ejemplos son Indexa, que opera con carteras asignadas por un equipo asesor, o FeelCapital, que deja a cargo del cliente y su banco la contratación de fondos.

Los Robo-advisors aparecieron en 2008, pero en España hubo que esperar hasta 2014 para que llegaran al usuario

La principal ventaja de los Robo-advisors es la comodidad para el usuario. No tiene que desplazarse a ninguna oficina bancaria, ni perder tiempo en papeleos. Los Robo-advisors se pueden contratar desde cualquier dispositivo con conexión a Internet y en cualquier momento. Y además, ahorran el sobrecargo de las comisiones que cobra el intermediario.

Robo Avisor 2

Tal es el modus operandi de los créditos rápidos de Kredito24. Si necesitas dinero ya, puedes solicitar un préstamo urgente por Internet en cualquier momento, sin moverse de casa. Al igual que en los Robo-advisors, tendrás que contestar a un breve cuestionario que no te llevará más que un par de minutos de su tiempo.

La información que se le solicita en el test de solicitud, junto con otros datos fácilmente accesibles por Internet, serán analizados por un algoritmo de última generación en apenas segundos, que determinará tu capacidad para ser responsable con el crédito que solicitas. Si la conclusión le es favorable, podrás tener el dinero en tu cuenta en 15 minutos.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.