Riesgo de crédito (Credit risk)

riesgo de credito

El riesgo de crédito es el riesgo que corre un proveedor de créditos de que los pagos de un crédito no sean efectuados por el individuo o empresa acreditada (prestatarios). Esta probabilidad se calcula en base a los informes o expedientes de crédito. Se evita, por lo tanto, asignar créditos a aquellos individuos con historiales negativos o dudosos, que demuestren una baja probabilidad del pago de las obligaciones.

Ver aquí ¿Qué es el historial de crédito y cómo te afecta?

Es muy difícil garantizar que los prestatarios tengan al 100% todos los fondos necesarios para afrontar sus deudas. Los pagos de intereses del prestatario o emisor de una obligación de deuda son en efecto la recompensa de un prestamista o inversor por asumir este riesgo de crédito.

¿Cómo se evalúa el riesgo de crédito?

El riesgo de crédito se calcula en función de la capacidad general de reembolso del prestatario. Para evaluar el riesgo de crédito en un préstamo al consumo, los prestamistas tienen en cuenta estos elementos:

  • El historial crediticio de un solicitante.
  • Su capacidad de pago, de afrontar el desembolso.
  • Su capital.
  • Las condiciones del préstamo.

¿Afecta el riesgo de crédito a la tasa de interés?

Definitivamente. Si existe un nivel de riesgo de crédito mayor, los prestamistas exigirán una mayor tasa de interés por el riesgo que sumen. Por ejemplo, si el solicitante de una  hipoteca tiene un historial crediticio positivo y un flujo de ingresos constante, gracias a un trabajo estable, es probable que se perciba como un riesgo de crédito bajo y por tanto recibirá una tasa de interés baja en su hipoteca. Por el contrario, si un solicitante tiene un historial de crédito mediocre, puede tener que trabajar con un prestamista de alto riesgo, un prestamista hipotecario que ofrece préstamos con tasas de interés relativamente altas a los prestatarios de alto riesgo. Por tanto se puede afirmar que el riesgo y la tasa de interés están correlacionados: a mayor riesgo de impago, mayor interés y a menor riesgo de impago, menor interés.