18/05/2015

Robots de cocina, ¿merecen la pena?

El boom gastronómico que estamos viviendo hace que quien más, quien menos haya empezado a interesarse por la cocina. Sin embargo, y como no todos tenemos las mismas habilidades, los robots de cocina se convierten en una muy buena opción de cara a los que no cuentan, entre sus capacidades más brillantes, con la de convertirse en auténticos chefs.  Además, nos ahorran un tiempo precioso, en un momento en el que todos parece que estamos ávidos de tener más huecos libres en nuestras apretadas agendas para disfrutar de, entre otros placeres, el de degustar los platos que cocinamos.

Los robots de cocina son útiles, ya que sirven para casi todo: moler, batir, picar, rallar y, en algunos casos, hasta amasar. Son los aparatos de cocina más completos que existen porque, además de todo ello, permiten cocinar todo tipo de alimentos sin utilizar un montón de trastos y con el plus de que, además, son muy fáciles de limpiar. Asimismo, tienen una gran capacidad para cocinar varios alimentos juntos y elaborar platos sabrosos. Con ellos se ahorra en agua, en aceite y en condimentos, además de en luz y gas. La forma de cocinar que se practica con ellos es muy sana, porque todo plato se cocina con el jugo de sus propios alimentos; y cuentan con la ventaja de que, aunque no sepas cocinar, siempre vienen acompañados de libros de recetas muy fáciles hasta para no expertos.

Principales inconvenientes

Entonces, si esto es así, ¿cuál es su inconveniente? No hay uno solo, sino varios: ocupan mucho espacio, son muy lentos para realizar algunas tareas, pesados para moverlos y, lo más importante, son muy caros. El precio de un robot de cocina oscila entre los 675 y los 1.000 euros aproximadamente.

Con un coste así no están al alcance de los sueldos estándar del ‘mileurista’, principal motivo que hace que muchos se lo piensen, sobre todo porque no se trata de un electrodoméstico de uso habitual ni constante como un microondas, una lavadora o una nevera, primordiales en cualquier hogar.

De esta manera, antes de comprarlos debes cuestionarte si realmente vas a cocinar con ellos de forma habitual, ya que esta será la única forma de amortizar el precio. Y es que un robot de estas características no merece la pena si realmente se cocina en contadas ocasiones o si la cantidad es muy poca, puesto que se pierde bastante materia prima en la preparación de algunos platos.  robots-cocina-soluciones

Si realmente crees que no lo vas a amortizar puedes optar por electrodomésticos similares, aunque con menos funcionalidades que, en la mayoría de casos, se ven reducidas a cocer y triturar. Dentro de esta gama estarían las ollas eléctricas programables que, sin tener un sistema de triturado y mezcla, cuestan en torno a 200 euros. En esta misma línea, también, se encuentran otros aparatos de igual tipo que trituran, mezclan masas y cortan, pero no calientan, y suelen tener un precio similar.

Así las cosas, si tu sueño es el de llegar a casa y encontrar la comida recién hecha o levantarte y tener un rico pan recién horneado sobre la mesa, quizá tengas que sopesar el hacerte con un aparato de estos. Que no te frene el precio, nosotros te lo ponemos fácil con nuestros mini créditos.

Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Solicita tu préstamo