05/11/2015

Seis alternativas para viajar en invierno sin dejarte el bolsillo

Cuando llega el invierno nos invaden las ganas de quedarnos en casa disfrutando del calor que nos ofrece la comodidad de nuestro hogar. El ansia de viajar que nos dura como una enfermedad durante todo el verano -y es que en un estío sin vacaciones no encontramos la realización personal completa- se apaga a la misma velocidad que van cayendo las hojas de los árboles de nuestro entorno. Según va discurriendo la estación otoñal y las temperaturas descendiendo, las ganas de viajar van disminuyendo de una manera directamente proporcional. El frío dirige nuestras vidas y asociamos esta etapa del año con el trabajo y la vida familiar, dedicándonos a actividades de ocio sin abandonar mucho nuestro entorno. Una vida mucho más tranquila en la que uno de los fines es ahorrar para los viajes planeados durante todo el año.

Sin embargo, hay muchas personas, sobre todo las que no tienen cargas familiares y pueden ausentarse durante periodos escolares de su puesto de trabajo, que se aprovechan de la bajada de precios que se produce durante estos meses atípicos para la mayor parte de tipos de turismo. Viajes al Caribe, visita de diferentes capitales europeas, o aprovechar el benigno clima de algunas de nuestras islas son viajes en los que el ahorro puede ser importante con respecto a la temporada alta. En contraposición, surgen los viajes más relacionados con la temporada invernal, como bien pueden ser las visitas para realizar deportes de invierno a las estaciones de esquí o análogos.

Viaja en invierno, una posibilidad real

Puedes elegir múltiples destinos en esta época. Destinos relacionados con la búsqueda de unos climas más calientes, la visita de capitales europeas para encontrar la perspectiva bucólica y casi romántica que les puede llegar a dar el invierno o el viaje a las estaciones de esquí en su época de pleno apogeo.

Viaja en invierno, una posibilidad real1-. Viaja al Caribe antes de la época de tifones o huracanes

Desde finales de noviembre a mediados de febrero no es muy recomendable cruzar el charco para ir al Caribe, puesto que algún Katrina nos puede estar esperando por aquellas tierras y amargarnos nuestro periodo de vacaciones. Justo antes y poco después, por no más de 900 € podremos viajar a resorts de lujo y pasar una semana con todos los gastos pagados en Punta Cana, Varadero o Playa del Carmen. La suerte de no viajar en temporada.

2-. Las Islas Canarias, una solución a dos horas de avión

Una alternativa mucho más cercana y económica a los viajes al Caribe sin tener que renunciar al sol y al calor son los viajes a las Islas Canarias. Muy típicos entre los españoles y los oriundos de otros países europeos, las fechas de noviembre a febrero suelen ser de temporada alta para esta zona del Océano Atlántico. Si exceptuamos las semanas navideñas, podemos encontrar ofertas de viajes de 5 días que no vayan más allá de los 400 euros, vuelo y hotel incluidos. Un chollo si lo que queremos es disfrutar este paraíso de 25 grados de media.

3-. Aprovecha el invierno para conocer Andalucía

Las altas temperaturas aplacan en muchas ocasiones las ganas de viajar a la Andalucía interior durante los meses estivales y gran parte de los primaverales. Provincias como las de Jaén, con sus pueblos con historia como pueden ser Baeza o Jaén, Granada o Córdoba pueden ser muy interesantes de conocer en épocas de tiempo más frío. Turismo rural y monumental en la comunidad de la diversidad de culturas. Suelen tratarse de viajes de fin de semana en los que por 250€ podemos disfrutar de dos noches de hotel con sus comidas incluidas.

4-. Capitales europeas a precios de risa

Berlín, Roma, Londres y París tienen un encanto especial en esta época con sus iluminaciones navideñas. Los meses de noviembre y enero, una vez pasada la Navidad, son épocas especialmente baratas si queremos conocer estas y otras capitales europeas. La falta de demanda hace que se puedan encontrar ofertas tanto de vuelos como de alojamiento mucho más económicas que en otras épocas del año. A una ciudad como Roma se pueden encontrar billetes de avión que no van más allá de los 80 €, vuelo de ida y vuelta, y hoteles de 3 estrellas a 60 € la noche. Precios que nos dejan sin excusa.

5-. Países EscViaja en invierno, una posibilidad realandinavos en su pleno apogeo

Imborrable de la memoria será viajar a los diferentes países escandinavos en la época de mayor belleza como es el invierno. Conocer los orígenes de Santa Claus y pasear en trineos tirados por perros en sus bosques nos dejarán helados, pero a la vez será algo inolvidable. Un viaje que hacer una vez en la vida. Una semana en un tour por los países escandinavos puede llegar a irse a los 750 euros por persona, teniendo en cuenta únicamente los gastos de alojamiento.

6-. Esquiar

El plan tradicional de estas fechas suele ser acudir a la montaña para poder disfrutar de unos días de esquí junto a la familia y amigos. No suele ser económico, puesto que se trata de temporada alta. Desde las opciones más asequibles para nuestros bolsillos, como pueden ser las estaciones de esquí interiores como San Isidro en León, La Covatilla en Salamanca o Navacerrada en la Comunidad de Madrid; a las más caras, como pueden ser Los Alpes o el Pirineo francés. A pesar de haber estado el turismo de nieve considerado siempre como elitista, cada vez es más posible esquiar por menos dinero.

 

Múltiples alternativas que hacen que, si nuestra vida personal y laboral nos lo permite, no renunciemos a nuestra pasión por viajar y conocer nuevos mundos en estas fechas. Y es que aunque aquí sea una época gris en la que quizás apetezca poco movernos de la seguridad del hogar, se trata de unos meses en los que se pueden encontrar ofertas que harán rentable reservar algunos días de vacaciones. Aunque esto implique estar más tiempo en la oficina durante el verano.

Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...
Solicita tu préstamo