17/03/2015

Ser asalariado tiene sus ventajas

Asalariado2

Muchos piensan que ser emprendedor es sinónimo de libertad, independencia y felicidad, ya que no tenemos que rendir cuentas a nadie, trabajamos sólo y exclusivamente para nosotros, no tenemos el jefe a nuestras espaldas diciéndonos lo que tenemos que hacer y como lo debemos hacer. Se habla de que ser asalariado no resulta tan beneficioso como antes, cuando trabajar para una empresa por 30 o 40 años resultaba beneficioso, ya que teníamos asegurado una buena liquidación y pensión a lo largo de nuestra vejez. Todo eso ha cambiado a lo largo del tiempo y hoy en día podemos ver como mucha gente decide emprender para asegurar su futuro, ya que la mayoría de las empresas no mantienen ese sistema de tener empleados por muchos años, sino que los van reemplazando después de un determinado tiempo.

Kredito24 te trae una lista de consejos donde te explica las  diferencias entre un asalariado y un emprendedor:

Si eres emprendedor, los impuestos pueden ser una tarea difícil, ya que las cantidades varían en función a las coberturas que hayas seleccionado, facturación, actividad, etc. Tendrás que pagar cuotas mínimas, IVA, retenciones de lo que ingreses. En caso de ser asalariado de lo único que te preocuparás es de comprobar el último de cada mes que tu nómina haya sido ingresada.

La burocracia en España siempre ha dado de que hablar. Sus continuos papeleos infinitos para dar de alta como autónomo, declaraciones de IVA o declaraciones de la renta, no parece tener fin. Aunque ha ido mejorando no ha sido suficiente, ya que gran parte de emprendedores tienen que lidiar constantemente con al menos tres administraciones públicas para cualquier trámite que se quiera realizar. Olvídate de todos estos trámites trabajando como asalariado.

En cuanto a las coberturas sociales para el autónomo es muy difícil conseguir una baja por enfermedad, prestación por desempleo o por ejemplo permiso por paternidad. En cambio en un ámbito empresarial, siempre estarás cubierto y el trabajo saldrá adelante.

Otro punto muy importante es el de poder apoyarte en otros, ya que el emprendedor tiene que lidiar con todo él sólo. En ciertos momentos siempre necesitaremos la compañía de los colegas o alguien quien pueda ayudarte cuando lo necesites, pero es complicado si no hay nadie a tu alrededor.

Trabajar en equipo es muy importante para la creación de proyectos, aportación de ideas, etc… Pero siendo autónomo lo tienes algo complicado, puesto que estás sólo, y te hará falta ese apoyo que necesitas para que el trabajo sea más productivo.

Relacionarse con grandes empresas es positivo a nivel profesional, ya que te encontrarás con grandes retos, mientras que siendo emprendedor no desarrollarás grandes proyectos debido a lo anteriormente mencionado. En una pequeña empresa este tipo de retos son menores.

Normalmente la vida profesional y personal de un asalariado viene mejor en cuanto a vacaciones y jornadas laborales, siendo estas más estables. En cambio para un emprendedor esto se complica más, ya que no es posible delegar tu trabajo a otros compañeros, podrías presentar problemas económicos por retrasos, vacaciones limitadas, etc.

 

Guardar

Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (50 votes, average: 1.02 out of 5)
Loading...
Solicita tu préstamo