Tomarse un año sabático: ¿una locura o un acierto?

Tomarse un año sabático: ¿una locura o un acierto?

Tomarse un año sabático después de concluir los estudios o de finalizar una etapa laboral es una práctica muy común en países europeos como Reino Unido, pero apenas extendida en España. Se trata de un periodo que se destina a viajar, a descubrir otros países y otras culturas, a realizar prácticas o voluntariados, a conocerse un poco mejor a uno mismo y a descubrir la auténtica vocación personal.

Este periodo de desconexión, además, parece incidir de manera muy positiva en el rendimiento de quienes lo disfrutan. Según demuestran varios estudios de universidades de Estados Unidos, los alumnos que tomaron un año sabático antes de ingresar en la facultad se muestran más involucrados con su carrera y son más competentes a la hora de estudiar otros idiomas. Tanto es así que incluso la prestigiosa Universidad de Harvard anima a sus futuros alumnos a que se tomen un año sabático antes de comenzar sus estudios en esta institución.

España, sin embargo, está todavía muy lejos de esta interpretación. Gaspar Roselló, vicerrector de estudiantes de la Universidad de Barcelona, señala en un artículo para el periódico El País que “los alumnos de primero de carrera llegan cada vez más inmaduros. Puede que se deba a la sobreprotección de los padres y de los centros. Este tipo de experiencias les servirían para afianzarse y volver más preparados para afrontar los estudios”.

Pero no solo los estudiantes universitarios se pueden beneficiar de las bondades que trae de la mano un año sabático. También quienes están ya dentro del mercado laboral o aspiran a encontrar su primer trabajo pueden salir muy reforzados de esta experiencia y aumentar su empleabilidad y sus posibilidades de aspirar a un mejor puesto de trabajo.

En Kredito24 vemos todas las ventajas que tiene un año sabático para los futuros universitarios y para los trabajadores, y te mostramos cómo financiarlo sin dificultad.

Ventajas de un año sabático para universitarios

Las ventajas que un año sabático proporciona a aquellos estudiantes que han terminado el instituto o el colegio y se disponen a empezar su carrera universitaria son muchas. Entre ellas podemos destacar las siguientes:

  • Ventajas de un año sabático para universitariosEl año sabático ayuda a adquirir madurez y autosuficiencia. No existe ningún guión prediseñado que te diga a dónde debes ir ni qué debes hacer. Tú mismo te conviertes en el director de tu historia y debes aprender a planificarte y a organizar tu tiempo de la forma más productiva y eficiente.
  • ¿Tienes dudas sobre qué estudiar? El año sabático te ayudará a despejarlas. Muchos jóvenes terminan el instituto sin tener claro qué quieren estudiar y terminan eligiendo una carrera u otra dejándose llevar por la familia, los amigos o impulsos de última hora. Ante esta situación, un año sabático se perfila como una alternativa ideal para sopesar con calma los pros y los contras de cada opción, recopilar información e incluso cursar alguna formación relacionada que te ayude a decidir con un poco más de criterio.
  • El año sabático te proporciona tiempo para viajar. Viajar ayuda a abrir la mente, a descubrir otras culturas y otras sociedades en primera persona y a enriquecerse con todo aquello que tienen para aportarnos. Sin embargo, es difícil compaginar un calendario universitario o laboral con viajes que duren más de un fin de semana o de unos cuantos días, y en ese tiempo es imposible empaparse de todo lo que otros países tienen para nosotros. Un año sabático puede suponer la oportunidad perfecta para ampliar horizontes y viajar sin ser esclavo del calendario. No importa a donde vayas, lo fundamental es que seas capaz de abrir tu mente y de aprender cosas nuevas cada día mientras haces algo que disfrutas.

Ventajas de un año sabático a la hora de encontrar trabajo

Tanto si acabas de terminar tus estudios universitarios o de formación profesional, como si te encuentras en el final de una etapa laboral, un año sabático puede beneficiar a tu carrera de múltiples formas.

  • El año sabático te brinda una oportunidad única de conocerte a ti mismo y de descubrir qué es lo que realmente te interesa y hacia dónde te gustaría encaminar tu carrera laboral para sentirse realizado como profesional y como persona.
  • Las actividades y los viajes que podrás hacer en este año de paréntesis te llevarán a conocer gente y a hacer nuevos contactos. No debes tomártelo como algo baladí porque los expertos aseguran que alrededor del 75 % de los puestos de trabajo que ofrecen las empresas nunca llegan a publicarse en las páginas de empleo, sino que suelen cubrirse a través de contactos personales, de amigos y conocidos de los propios trabajadores.
  • Un año sabático te permite viajar al extranjero para hacer prácticas o voluntariado y aprovechar esta experiencia para aprender idiomas y mejorar tu currículum profesional. Y es que la falta de dominio de un idioma tan importante como es hoy en día el inglés reduce -y mucho- las probabilidades de acceder a un puesto de trabajo cualificado. Muchos españoles ya han detectado esta carencia y han decidido tomarse un año sabático para ponerle remedio. Según los datos que maneja el grupo de enseñanza de idiomas ESL-Education, el número de estudiantes españoles que han tomado la decisión de vivir un año sabático para estudiar inglés en países como Estados Unidos, Reino Unido, Irlanda, Australia y Canadá ha crecido en un 150 por ciento.

Un préstamo para financiar un año sabático

Un préstamo para financiar un año sabáticoTomarte un año sabático puede cambiar tu vida, pero para ello necesitas ser capaz de financiarlo. Los préstamos personales rápidos de Kredito24 te proporcionarán el dinero que necesitas para hacer un paréntesis en tus estudios o en tu vida profesional y dedicarte un poco más a ti mismo, planificar tu futuro, viajar, aprender idiomas o lo que tú quieras.

Con los créditos online con respuesta inmediata de Kredito24 podrás disponer de hasta 750 euros en solo unos minutos, sin necesidad de realizar papeleos y gestionándolo todo 100 % online.

Ya sabes cómo financiarlo, ahora solo te queda tomar la decisión. Y recuerda: Nunca es tarde para tomarse un respiro y vivir ese año sabático que podrá suponer un auténtico punto de inflexión en tu vida.

Guardar