26/05/2016

¿Una tarjeta de crédito o un microcrédito?

La oferta de medios de pago ha crecido de manera sustancial en las últimas décadas y, a día de hoy, contamos con todo un abanico de opciones a nuestro alcance. Sin embargo, no todas resuelven las demandas que puedan surgirnos de la misma manera. Cuando necesitamos dinero de forma urgente pueden resultarnos muy interesantes dos posibilidades: solicitar una tarjeta de crédito o pedir un crédito rápido. Ambas opciones de financiación nos permiten tener dinero ya, de forma inmediata,  pero, ¿cuál de las dos nos conviene más?

A continuación vamos a ver las diferencias que existen entre una tarjeta de crédito y un microcrédito, cuáles son las ventajas y los inconvenientes de cada uno de ellos, y en qué situaciones es preferible una opción o la otra.

Si necesitas dinero rápido y tienes dudas sobre cómo financiarte, después de leer este post podrás decidir con criterio qué es lo mejor para ti en estos momentos: una tarjeta de crédito o un préstamo personal.

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito es un medio de pago y, a la vez, de financiación, que permite hacer compras incluso cuando no se dispone de dinero en ese momento. Esto es posible porque el pago se aplaza hasta el momento de la liquidación, que suele ser en el plazo de un mes, por lo que una tarjeta de crédito brinda total libertad a la hora de comprar.

Cuando llega la fecha de liquidación, el cliente tiene que hacer frente a sus pagos y saldar la deuda contraída. Si la cuenta a la que está asociada tiene fondos suficientes, no hay mayor problema, pero es importante considerar que, si no tiene el dinero necesario para pagar lo que se ha gastado, se activarán los intereses de la tarjeta, que suelen oscilar entre un 12 y un 20 %.

Las tarjetas de crédito pueden ser emitidas por un banco, por una tienda, un proveedor de servicios o cualquier otro tipo de entidad financiera.

Ventajas de una tarjeta de crédito frente a un microcrédito

  • Ventajas de una tarjeta de crédito frente a un microcréditoSi liquidas tu deuda mes a mes no tendrás que pagar intereses por tu tarjeta de crédito. Sería, por tanto, como recibir un préstamo con un plazo de devolución de un mes y con cero intereses.
  • Las tarjetas de crédito nos permiten financiar nuestras compras de manera inmediata, sin necesidad de realizar ningún trámite en el momento y sin tener que desembolsar dinero en el acto.
  • La mayor parte de las tarjetas de crédito incluyen una serie de prestaciones que pueden resultar bastante interesantes, como seguros de accidentes, seguro de viajes, etc.

Inconvenientes de una tarjeta de crédito frente a un microcrédito

  • No es accesible a todo el mundo. Para poder tener tu propia tarjeta de crédito necesitarás domiciliar una pensión o una nómina que garantice unos ingresos mensuales y estables.
  • Los intereses que se aplican cuando el cliente no tiene fondos suficientes para hacer frente a sus pagos suelen ser superiores a los que fija un microcrédito.
  • El importe al que se puede acceder a través de una tarjeta de crédito a menudo es más limitado del que se puede obtener mediante un préstamo personal.
  • No es posible tener tarjetas de crédito si estás en Asnef, RAI o cualquier otro listado de morosos.

¿Qué es un microcrédito?

Un préstamo personal o microcrédito es una opción de financiación que permite obtener dinero de forma inmediata y sin esfuerzo. Puedes solicitarlo a través de Internet, sin necesidad de hacer colas ni papeleos, y pagarlo en el plazo que tú decidas.

En función de la cantidad seleccionada y del periodo de devolución que hayas escogido, se te cobrarán unos honorarios u otros. Si contratas tu microcrédito en una entidad de confianza, no deberás preocuparte en absoluto por la aplicación de estos intereses, puesto que sabrás su cuantía desde el primer momento y podrás organizarte para pagarlos sin problemas y sin sorpresas.

Con Kredito24 podrás solicitar hasta 750 euros y devolverlos en un plazo máximo de 30 días. Además, gracias a su simulador de préstamos sabrás desde el principio cuánto deberás pagar, a cuánto ascienden los honorarios y cuál es la fecha límite para devolverlo.

Ventajas de un microcrédito frente a una tarjeta de crédito

  • Cualquier persona puede solicitar un microcrédito. Solo es necesario ser mayor de edad, contar con un documento de identidad en regla y tener una cuenta bancaria en la que pueda ingresarse el importe solicitado.
  • Puedes solicitar un microcrédito incluso si apareces en un listado de morosos como Asnef. Entidades como Kredito24 cuentan con un sistema de evaluación con el que determinan si una persona tiene la suficiente solvencia para devolver la cantidad que desea en el plazo determinado. En caso afirmativo, se concede el crédito con las mismas condiciones y ventajas. Por lo tanto, y al contrario que en el caso de las tarjetas de crédito, los préstamos con Asnef sí son posibles.
  • Un microcrédito ofrece una mayor flexibilidad tanto a la hora de solicitar tu dinero como a la hora de devolverlo. Podrás pedir importes más elevados y pagarlos en un periodo de tiempo más largo, de manera que se ajusten mejor a tus necesidades y a tu situación financiera.

Inconvenientes de un microcrédito frente a una tarjeta de crédito

  • Los microcréditos siempre cobran intereses, tanto si se devuelve el dinero a tiempo como si no.
  • En caso de producirse un retraso en el pago, existen intereses de demora a los que habrá que hacer frente.

Microcrédito o tarjeta de crédito: ¿cuál es la mejor opción?

Microcrédito o tarjeta de crédito: ¿Cuál es la mejor opción?Después de haber analizado las ventajas y las desventajas de una tarjeta de crédito y de un microcrédito lo más probable es que te preguntes cuál es la mejor opción. Pues bien: depende mucho del consumo que uno vaya a hacer.

Tanto si necesitas una cantidad importante de dinero como si lo que te interesa es recibir una cifra menor pero de una manera puntual, lo tuyo es un préstamo personal o microcrédito. Recibirás el dinero de forma inmediata y podrás devolverlo a tu ritmo, en el plazo que más te convenga y que tú señales de antemano.

Sin embargo, si lo tuyo son gastos menores que se repiten sin una frecuencia estipulada, quizás te resulte más cómodo funcionar con una tarjeta de crédito y contar con un microcrédito en los casos en los que necesites una mayor flexibilidad a la hora de concretar la cifra y el plazo para devolverla.

Guardar

Valora
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Solicita tu préstamo