Vacaciones económicas: disfruta el verano sin dejarte la cartera

vacaciones economicas

Muchos no tenemos planes concretos para las vacaciones y al elegir un destino, a menudo nos dejamos llevar por el precio más atractivo. Pero, ¿cómo pasar unas vacaciones económicas y no terminar en el lugar de los horrores? Aquí te explicamos cómo.

Existen tantos destinos para vacaciones como personas. Algunos prefieren pasar sus vacaciones de forma activa, mientras que otros solo desean descansar en la playa. De la misma forma que algunos organizan sus vacaciones ellos mismos y otros utilizan los servicios de una agencia de viajes. Todos tienen diferentes expectativas y posibilidades. Pero siempre es importante que la oferta sea atractiva, también monetariamente hablando.

Disfruta de unas vacaciones económicas con estas ‘tips’

Para disfrutar de unas vacaciones económicas hay que ser flexible con respecto a la fecha de salida. Antes o después de las épocas de temporada alta será definitivamente más barato. Las ofertas más atractivas se ven principalmente de principios de mayo hasta mediados de junio y en octubre. Sin embargo, se debe tener en cuenta que algunas de las atracciones ya pueden estar cerradas y el clima no puede ser tan bueno como en temporada alta.

Otra advertencia: no vale la pena ir de vacaciones durante los festivos y puentes porque los precios suben y las multitudes de turistas dificultan la relajación. Si está planeando unas vacaciones fuera de Europa, un buen momento para aprovechar la oportunidad será por Navidad o Año Nuevo.

La elección de un lugar para las vacaciones debe ir precedida de una comparación detallada de las diferentes ofertas de agencias de viajes. Una buena idea es comprobar los precios de los viajes similares el año pasado, las diferencias excesivas en los precios pueden ser sospechosas. También debes leer el contrato de viaje con atención para no perder información sobre posibles costes adicional que venga en letra pequeña.vacaciones-economicas-2

Para pagar menos por las vacaciones, también vale la pena considerar la compra con mucho adelanto. Esto es, hacer una reserva con mucha antelación, pero con la garantía de un precio más bajo. Utilizando la oferta de preventa, podemos ahorrar hasta varios puntos porcentuales. Las personas que no pueden permitirse planificar sus vacaciones económicas con anticipación, podrán usar la opción de viajes de última hora. Consiste en el hecho de que las vacaciones se reservan aproximadamente 1 o 2 semanas antes de la salida, aunque algunas esperan hasta el último momento. Esta es la mejor opción, especialmente para las personas espontáneas y bien organizadas, porque a menudo la oferta aparece de repente y tienes solo un día para prepararte. Al decidir en el último minuto, debes ser flexible y estar abierto a varios destinos.

Otra opción de vacaciones económicas son las que se hacen con un grupo de amigos. Será el plan más barato ya que a más personas, menos costes. Combustible, alojamiento o incluso hacer turismo será más barato. También vale la pena recordar que en los lugares populares entre los turistas, los precios serán más altos, por lo que vale la pena buscar lugares menos frecuentados y más pintorescos.

Si sigues estas instrucciones verás que tus vacaciones te pueden salir mucho más económicas que de constumbre. Acostúmbrate, eso si, a controlar tus gastos y siempre actuar teniendo en cuenta tu presupuesto. Ajústate a él y en caso de que te surja un imprevisto, podrás acudir a un préstamo inmediato, que siempre es una opción en ocasiones de falta de liquidez puntuales.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.